Internacionales

Escritora china a la cárcel por publicar escenas eróticas entre homosexuales

cargando anuncio

Una escritora china fue sentenciada a diez años de prisión por publicar un libro que contiene escenas eróticas entre una pareja homosexual, lo que provocó indignación en el país asiático, donde las autoridades equipararon ese contenido con «la pornografía o los abusos sexuales», informaron hoy fuentes judiciales y policiales locales.

Escritora china a la cárcel por publicar escenas eróticas entre homosexuales

Una escritora china fue sentenciada a diez años de prisión por publicar un libro que contiene escenas eróticas entre una pareja homosexual, lo que provocó indignación en el país asiático, donde las autoridades equipararon ese contenido con «la pornografía o los abusos sexuales», informaron hoy fuentes judiciales y policiales locales.

La novelista, apellidada Liu y conocida bajo el seudónimo Tianyi, fue condenada por un tribunal de la provincia de Anhui (en el este) debido a que su libro «Gongzhan», que relata la historia de amor prohibida entre un profesor y un estudiante, contiene «un comportamiento sexual obsceno entre hombres» y «actos sexuales pervertidos como violaciones y abusos».

Según un informe policial citado por el diario oficial Global Times, la Policía precisó que se vendieron más de 7.000 «ejemplares pornográficos» de la obra, de los que la autora obtuvo «ganancias ilegales» por 150.000 yuanes (unos 21.600 dólares) en pocos meses, reportó la agencia Efe.

La sentencia, ya apelada por la escritora, también fue criticada por expertos como el abogado Deng Xueping, quien la consideró «desproporcionada» y exigió que «se revise por estar basada en una interpretación judicial de 1998».

«Está alejada de todos los cambios que han tenido lugar en la sociedad», aseguró el abogado al diario South China Morning Post.

Pese a que la homosexualidad es legal en China desde 1997 y fue desclasificada como un desorden mental en 2001, todavía una amplia mayoría de los chinos ve esa condición sexual como una enfermedad, mientras ese colectivo, que en China está formado por unos 70 millones de personas, carece de cualquier tipo de protección.

El sociólogo y sexólogo chino Li Yinhe también opinó que aunque la escritora «violó la ley, una sentencia de un año sería demasiado, no digamos ya una de diez años».

La decisión judicial también provocó indignación en las redes sociales, donde los usuarios de Weibo, similar a Twitter, criticaron que «otros delitos más graves como los abusos sexuales no reciben un castigo adecuado» en el país asiático.

Por ejemplo, una usuaria contó que el pasado mayo sufrió una agresión sexual en Pekín y su agresor «sólo fue condenado a ocho meses de prisión».

La homosexualidad está contemplada como un acto «anormal» en la legislación china, por lo que las autoridades desarrollaron diferentes normativas para censurar la difusión de contenido gay.

«Vídeos que muestren actos o relaciones sexuales anormales como el incesto, la homosexualidad y la violencia o el abuso sexual deben ser eliminados», detalla una regulación sobre contenido en Internet lanzada en 2017.

Leé también:

Un muerto y 47 heridos en protestas en Francia

Comentarios