Justicia

Caso Báez Sosa: terminó el primer día del juicio con el desgarrador relato de los padres de la víctima

cargando anuncio

Los rugbiers Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi son juzgados por asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell el 18 de enero de 2020.

Caso Báez Sosa: terminó el primer día del juicio con el desgarrador relato de los padres de la víctima

BUENOS AIRES. Con desgarradores testimonios, este lunes comenzó uno de los juicios más importantes del país, en el que los ocho rugbiers acusados de asesinar de forma brutal a Fernando Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell son juzgados en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores.

Según informó el portal A24.com, la sentencia se conocerá a fin de mes y el primer día del juicio estuvo cargado de angustia por parte de los padres del joven asesinado, que declararon ante el tribunal. Más temprano el Dr. Hugo Tomei, el abogado de los acusados, tomó la palabra y volvió a pedir la nulidad del juicio en base a tecnicismos.

Una vez iniciada la audiencia, el primero en exponer los lineamientos de la acusación ante los jueces fue el fiscal Juan Manuel Dávila, quien responsabilizó a los rugbiers de atacar a Fernando “por sorpresa (…) aprovechando que el mismo estaba de espalda, provocando que caiga” y lo siguieron “golpeando incluso cuando ya se encontraba prácticamente inconsciente, causándole lesiones que le provocaron la muerte”.

Tras el alegato del Ministerio Público Fiscal, el abogado querellante Fernando Burlando, quien representa a los padres de la víctima, María Graciela Sosa Osorio y Silvino Báez, como particular damnificado, expresó que “los acusados tomaron la decisión de matar y mataron”

“Vamos a demostrar que los acusados tendieron esa noche sobre Fernando Báez Sosa un verdadero cerco humano” y poder “matar sin ningún tipo de riesgo y sobre seguro. Los acusados hicieron un cerco humano para actuar sobre seguro y lograr que su presa no reciba ayuda. Fue un muro salvaje que le hicieron a la víctima. Fue una ejecución, los autores no pensaron en detenerse hasta verlo sin vida”, aseveró Burlando.

Antes de cerrar su exposición, el abogado adelantó que solicitará la pena de prisión perpetua para todos los acusados.

El desgarrador testimonio de la mamá de Fernando Baez Sosa

Al momento de hablar, Graciela Sosa, la madre del joven brutalmente asesinado a la salida del local bailable en la costa, expresó, en referencia al estado en el que encontró el cuerpo de su hijo Fernando: “Tuve que ver a mi hijo en la morgue, con la cabeza destrozada”.

“No comprendo, y nunca aceptaré, cómo chicos de la edad de Fer, le hayan hecho esto. Lo atacaron por la espalda, lo tiraron por el piso, le reventaron la cabeza. Ese cuerpito que yo lo tuve nueves meses en mi panza”, expresó la mamá de la víctima, en un tramo de su desgarrador testimonio. Sosa estaba tan afligida que en dos oportunidades la jueza que preside el tribunal le preguntó si estaba en condiciones de seguir.

“No tuvieron piedad. Le llamaban ‘negro’. Era mi príncipe. Lo educamos tanto y que de un día al otro aparezcan en su camino. ¿Con qué derecho le arrebataron la vida?”, preguntó Graciela, frente a los acusados por el homicidio, que ni se inmutaban frente a la interpelación.

En esta línea, Sosa reveló: “No tengo nada, no tengo razón para vivir. ¿Saben lo doloroso que es ir al cementerio, tocar la foto de él y no tener respuesta? Somos huérfanos para siempre. Quiero un poco de paz”.

“Yo extraño muchísimo a Fernando. Van a hacer tres años, para mí es como que el tiempo se detuvo. A veces pienso que es una pesadilla. Pero no es así: Fernando está muerto. Se fue para siempre de nuestra vida. Mi chiquito hermoso tan bueno. Que me dio tanta felicidad. Yo ya soy una mujer acabada, sin vida, sin ganas de vivir. No sé de dónde saco la fuerza, pero sigo adelante. Extraño tanto ese abrazo, que el día de la madre yo no pueda escuchar ‘feliz día mami’”, señaló la mujer, cuyo testimonio hizo llorar hasta al personal policial que estaba en la puerta del recinto.

Una audiencia que se reanudó luego de que el tribunal rechazara el pedido de nulidad del juicio

Si bien el tribunal dispuso un cuarto intermedio de 15 minutos para resolver el planteo de suspensión del juicio que hizo la defensa de los ocho acusados de matar a Fernando Báez Sosa, la audiencia recomenzó 85 minutos más tarde, con el rechazo del planteo.

“Si no conozco de qué se tiene que defender cada uno de ellos no puedo hacer mi trabajo”, expresó Tomei, sobre los 8 acusados, planteando que la acusación había sido “imprecisa” y que se cometieron errores al momento de informar de la causa a sus defendidos.

Para Tomei, “se está violando el derecho a la intimidad” y “la presunción de inocencia de los acusados”. “No hay sentencia de condena o ejecución que pueda ser válida si el proceso no sigue los lineamientos de la Constitución”, sostuvo, considerando que sus defendidos no declararon porque se violaron sus derechos. “No existió el debido proceso legal (en el momento en que se tomaron las declaraciones indagatorias de los acusados). Tengo la sensación de que no es un juicio justo. Entiendo que esto es un escándalo. Pero lo vengo planteando hace tiempo. Si estos chicos hubiesen sido sentados con una defensora que hubiese hecho su trabajo, estoy seguro de que declaraban. La negativa a declarar no nos dice nada”, opinó el defensor.

Pero el Tribunal Oral en lo Criminal de Dolores, rechazó el planteo. “Compartimos lo que sostuvo la parte acusadora”, dijo jueza María Claudia Castro, quien preside este tribunal. Y agregó: “Los pedidos de nulidad no pueden ser reeditados sin nuevos elementos que nos pueden dar otra visión”.

En tanto, la jueza avisó que el debate debe “transitar en un marco de normalidad y respeto”. “Nos estamos yendo de lo trascendente. No lo voy a tolerar”, sentenció la magistrada.

Comentarios