Nacionales

Los precios de productos del campo, casi se quintuplicaron al llegar a las góndolas

cargando anuncio

Según un estudio de la CAME, los precios de los productos agrícolas-ganaderos se multiplicaron por 4,91 veces, al llegar a los centros de comercialización. Estaría reduciéndose la enorme brecha entre lo que se paga a los productores y lo que ganan las grandes cadenas comerciales.

Los precios de productos del campo, casi se quintuplicaron al llegar a las góndolas

CAPITAL FEDERAL. Desde los productores hasta los consumidores, los precios de los alimentos agropecuarios se multiplicaron por 4,91 veces promedio en diciembre, lo que significó una mejora mensual de 1,6% en la brecha de importes. Frente al mismo mes de 2015, el beneficio fue de 24,1%. La caída mensual del IPOD se explica por la reducción de las distorsiones en la Calabaza, la Naranja, y el Repollo principalmente. Así lo reveló un crítico informe de la CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa), que dio cuenta de la importante brecha entre lo que se paga a los productores y lo que cobran –y ganan- las grandes cadenas de comercialización y otros intermediarios entre consumidores y productores agrarios. De todas formas, hay una tendencia a la reducción de esa brecha, sobre todo por el incremento en los precios de origen.

Los datos se desprenden del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 25 alimentos agrícolas y ganaderos que se consumen en fresco en la mesa familiar, relevados durante la segunda quincena de diciembre. Para confeccionar el indicador se tomaron más de 100 importes en todo el país para cada producto.

En diciembre, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5,14, mejorando 1,3% frente a noviembre y 27% frente a diciembre de 2015. El IPOD ganadero, en tanto, se ubicó en 3,98 progresando 3,4% frente al mes anterior pero aumentando 5,9% cuando se lo compara con el valor de un año atrás.

La participación del productor en el valor de góndola subió por tercer mes consecutivo, al ubicarse 3,3% por encima de noviembre. Para el promedio de los alimentos agrícolas y ganaderos medidos en diciembre, el productor recibió el 25,1% del precio que pagó el cliente en góndola (vs 24,3% en noviembre).

Los productos agrícolas con mayores brechas de precios en el mes fueron: la Mandarina, con una diferencia de 14,55 veces, seguido por la Pera con una distorsión de 9,82 veces y la Manzana Roja 9,21 veces. En tanto los productos donde menos se multiplicaron los precios desde que salieron del campo y hasta que llegaron al consumidor, fueron: la carne de Pollo con una diferencia de 2,12 veces, la Papa 2,20 veces, el Huevo (2,29 veces), la Cebolla (2,70) y la Calabaza (2,73).

De los 25 alimentos agrícolas-ganaderos que integran la canasta del IPOD relevados durante la segunda quincena de diciembre, en 10 aumentó la brecha, en 14 bajó y en 1 se mantuvo sin cambios.

La tasa de variación promedio de los precios de origen fue de 3,0% en diciembre, mientras que los valores de destino bajaron 3,5%, lo que explica por qué se redujo la diferencia en el mes.

Las distorsiones de precios en la cadena frutihortícola y ganadera tuvieron una nueva mejora en diciembre, que se explica por la combinación de incrementos en los importes de origen y bajas en los montos de destino.

Los productos donde mejoraron tanto los precios de origen como de destino fueron:

Repollo: los valores al productor subieron casi 75,8%, de $2,6 a $4,5, y los costos al consumidor cayeron 16,9% (de $24,4 a $20,5 promedio). Así, la brecha de precios en este producto bajó de 9,57 veces en noviembre a 4,53 veces en diciembre, siendo uno de los productos con mayor achicamiento en la disparidad.

Cebolla: los precios al productor aumentaron 44,5%, de un promedio de $3,5 a $5,4 mientras que los montos al público descendieron 1,0%, permitiendo acortar la diferencia de 4,25 noviembre a 2,70 veces en diciembre.

Naranja: los importes al productor treparon 43,3%, de $2,2 a $3,1, mientras que los precios al público disminuyeron 7,6% (de $15,7 a $14,7), permitiendo reducir la disparidad de 7,14 veces en noviembre a 4,61 veces en diciembre.

Pimiento rojo: los valores al productor crecieron 27,8%, de $12,4 a $15,8, mientras que los precios al público se abarataron 10,4% (de $56,7 a $50,8), moderando la brecha de 4,58 veces en noviembre a 3,21 veces en diciembre.

Aunque en menor medida, otros productos donde también mejoraron los precios al productor en diciembre y simultáneamente bajaron los precios al público fueron: Carne de cerdo, Leche, Brócoli, y la Lechuga.

Variación de la brecha

La diferencia promedio de los productos agrícolas-ganaderos bajó de 4,99 veces en noviembre a 4,91 en diciembre. Entre las mejoras más importantes se destacó el Repollo, donde la brecha bajó 5,04 veces ubicándose en 4,53 veces (después de haberse ubicado en 9,57 en noviembre). Le siguió la Naranja, donde la disparidad se achicó 2,54 veces (de 7,14 a 4,61), la Calabaza, con una caída en la distorsión de 2,51 veces (de 5,24 veces en noviembre a 2,73 en diciembre), la Cebolla, donde la desigualdad descendió 1,54 veces (de 4,25 veces a 2,70), el Pimiento, con un declive de 1,37 veces en la brecha que se ubicó en 3,21 veces, y la Carne de Cerdo, donde se redujo 0,74 veces, de 6,61 veces a 5,86.

En cambio, la suba más fuerte en la disparidad en el mes ocurrió con  la Mandarina, donde la desproporción entre precios de origen y destino subió de 8,8 veces a 14,55 y convirtió a esa fruta en la mayor brecha de un alimento. Otro producto con gran  incremento fue el Ajo, donde la distorsión pasó de apenas 2,51 veces en noviembre a 5,42 veces en diciembre, es decir, aumentó 2,92 veces

En diciembre la participación del productor en el precio que pagan los consumidores (otro indicador que resume la distorsión que se produce en el valor durante el circuito logístico del sector agropecuario) aumentó 3,3%, a 25,1% para el promedio de los alimentos  relevados. En noviembre esa participación había sido 24,3%

Los productos con menos ganancia del agricultor en el importe en diciembre fueron la Mandarina (6,9%), la Pera (10,2%) y la Manzana Roja (10,9%).

Un dato interesante a mirar, es lo que sucede con los valores de los alimentos agrícolas ganaderos hasta que llegan a los mercados de abasto.

En diciembre, en promedio los montos se multiplicaron por 1,5 veces hasta que arribaron  a los más de 20 mercados concentradores que hay en el país, y por 4,91 veces hasta ubicarse en la góndola. La multiplicación de importes desde el productor a los ferias de abasto se redujo 8,5% en diciembre (en noviembre la multiplicación de precios desde el agricultor hasta esos mercados había sido de 1,64 veces y en octubre de 3 veces). Lo que muestra esa etapa intermedia, es que buena parte de la distorsión de valores ocurre en la intermediación y comercialización desde que salen de esos mercados.

(Fuente: Prensa CAME)

Comentarios