Policiales

Masacre de Panambí: intriga y sospechas de tinte político

Eduardo Paredes, abogado de los acusados Juan Godoy y Pablo Paz, sostuvo que había una necesidad del Gobierno de acallar las voces de la sociedad que reclamaban por la inseguridad y encontrar con rapidez a los presuntos culpables. Según su hipótesis, así se fraguó la imputación de sus defendidos.

Masacre de Panambí: intriga y sospechas de tinte político

Eduardo Paredes, abogado de los acusados Juan Godoy y Pablo Paz, sostuvo que había una necesidad del Gobierno de acallar las voces de la sociedad que reclamaban por la inseguridad y encontrar con rapidez a los presuntos culpables. Según su hipótesis, así se fraguó la imputación de sus defendidos.Este martes se desarrolló en los tribunales de Oberá una jornada de declaraciones testimoniales en el juicio oral y público por el cuádruple homicidio de la familia Knack, causa también conocida como “Masacre de Panambí”, uno de los sucesos más horrendos de la historia criminal de Misiones.

En diálogo con MisionesCuatro, el abogado de los imputados por el asesinato, Juan Godoy (47) y Pablo Paz (54), deslizó que sus defendidos fueron sindicados como presuntos culpables solo para responder a una demanda política y social del Ministerio de Gobierno que en aquel momento encabezaba el actual diputado Jorge Franco.

El penalista Eduardo Paredes afirmó que la causa presenta irregularidades desde las pericias iniciales, donde se tomaron huellas digitales de una manera que no considera apropiada.

“Cuando se trata de un caso de gran repercusión, las policías de todo el mundo tratan de encontrar un culpable”, señaló con una mirada crítica de los procedimientos que figuran en el expediente judicial.

Según Paredes, se trata de una causa armada que denota un manejo político. “La jueza nunca fue al lugar del hecho, las demás pistas se dejaron de lado y decidieron cuál iba a ser la hipótesis”, precisó el letrado.

“Lo de Panambí es una salvajada. Pero eso no implica validar que se creen los tres culpables para dar apariencia de resolución de un caso y que la realidad quede impune. Si esto fuera juzgado por un jurado común, los tres salen absueltos”, agregó.

EL CASO

Según el expediente, el crimen de la familia Knack ocurrió a las 19.30 del domingo 25 de mayo de 2014. Cuatro encapuchados armados entraron a la casa familiar después de que Cristian –uno de los hijos de la pareja- llegó a vivienda tras cobrar la venta de una carga de machimbre.

Los criminales ataron al joven de 25 años, a su hermana, Bianca, de 12, y a los padres de ambos, Oscar Knack (43) y Graciela Mojfiuk (42), los torturaron y luego los prendieron fuego, para robar alrededor de 460 mil pesos.

Oscar, Graciela y Bianca murieron a las pocas horas. Cristian, en cambio, falleció el lunes 30 de junio. Los imputados juzgados ahora son Marcial Alegre (48), Juan Godoy y Pablo Paz.vb

Seguinos en Google Noticias, entrá acá y dale click a la estrellita!

Más noticias
Comentarios
VER COMENTARIOS
Policiales
Espectáculos
Nacionales
General