Policiales

Denuncian a policías de Garupá por apremios ilegales a tres menores

cargando anuncio

Lorena Alfonzo reveló que policías de tránsito golpearon y torturaron salvajemente a su hijo de 17 años, quien no se detuvo ante un control policial en la Costanera de esa ciudad. “Lo destrozaron. Por suerte está vivo”, dijo la mujer, quien radicó la denuncia correspondiente.

Denuncian a policías de Garupá por apremios ilegales a tres menores

GARUPÁ. Una grave denuncia por apremios ilegales, golpes y torturas contra policías misioneros, se dio a conocer este martes. Según Lorena Alfonzo, su hijo de 17 años fue golpeado salvajemente por policías de tránsito, el pasado 1ro. de Enero, tras una persecución en la Costanera de Garupá. Lorena dijo que su hijo y otros dos menores, de 15 y 17 años, fueron golpeados y atormentados por policías garupaenses, que inclusive, los detuvieron en la comisaría local –lo cual está prohibido en el caso de menores de edad. “Lo destrozaron, por suerte está vivo”, dijo la madre, que radicó la denuncia para que los uniformados no vuelvan a cometer otro crimen como el descripto.

Alfonzo dijo que el 1ro. de Enero último, su hijo conducía un vehículo junto con dos amigos cuando pasó por un control de tránsito sin detenerse. Luego fue seguido por policías de tránsito que incluso, abrieron fuego contra el vehículo, lo que hizo que el chico entrara en pánico y detuviera la marcha. “Pasó un auto y después pasó mi hijo atrás. Pasó bien. Siguió su marcha por la avenida Las Américas. Se dio cuenta que lo seguían y giró entrando por el Cementario. Estaban tirando y paró el auto. El oficial Ferreyra lo agarró a las trompadas y lo esposó. A los otros chicos los bajaron a punta de pistola, apuntándoles a la sien. Y comenzó la tortura y golpiza. A mi hijo lo llevaron aparte y le pegaron de todos lados, botinazos, golpes y trompadas. A los otros chicos también le pegaron pero lo golpearon más a mi hijo, porque iba conduciendo”, relató la mujer sobre el dramático hecho de apremios ilegales que vivió su hijo, de acuerdo con la denuncia presentada contra los policías.

“Los llevaron a la comisaría y le siguieron pegando y torturando. Me enteré que estaba ahí por una vecina. Estuvieron incomunicados. A mi hijo le robaron el celular y sus pertenencias. Y aparte, los tuvieron esposados desde el principio”, expresó la mujer, dando cuenta del accionar ilegal de los policías de la temible Comisaría Quinta de Garupá. Cabe acotar que siendo menores, ni siquiera debieron estar alojados en la comisaría, sino que deberían haber sido restituidos a sus padres. En lugar de ello, según la denuncia, los torturaron y mantuvieron incomunicados.

“No me esperé encontrarle en esas condiciones. Ellos (por los uniformados) están para cuidarnos. No me dieron ninguna explicación. Me quedé esperando que me dieran a mi hijo y estaba totalmente destrozado”, sostuvo afligida, Alfonzo, quien añadió que espera la evolución de su hijo, tras la batería de estudios médicos que debió realizarse por los golpes y contusiones en la cabeza.

Lorena insistió en que tomó la decisión de hacer la denuncia correspondiente, para que esto no les ocurra a otros menores de edad en Garupá. “Afortunadamente, él está con vida. Casi lo matan. Esta gente (los policías) no puede estar en la calle. Esto no se hace con nadie. Así no se trata a la gente. Todos somos seres humanos. Esto no se hace y menos con un menor”, remarcó la joven madre de 33 años.

Finalmente, Alfonzo se refirió al estado de salud de su hijo: “Está estable, pero le duele la cabeza y le zumban los oídos. Es impresionante la golpiza que le dieron. Quiero Justicia. Tuve la suerte de que mi hijo está con vida, pero otras madres no tendrán esa suerte. Esta gente no puede estar en la calle”, remató la joven, sobre esta grave denuncia por apremios ilegales y torturas a menores de edad.

Recordemos que es el segundo escándalo que involucra a la Comisaría de Garupá, en las últimas semanas, tras la detención del narcopolicía detenido en Tortuguitas (Buenos Aires), a quien encontraron con más de 30 kilos de marihuana. Producto de esa detención, fue removido el comisario de esta seccional, por ser el dueño del vehículo en el que se desplazaba el policía corrupto.Oxt.

Comentarios