Policiales

Siguen prófugos los venezolanos acusados por crimen del turista inglés

Los cuatro sospechosos detenidos tras el asesinato del turista inglés el sábado último frente a un hotel de Puerto Madero están acusados de integrar una banda que en las últimas semanas había cometido al menos dos asaltos a extranjeros en otros barrios porteños, aunque ninguno de ellos participó activamente de este crimen y los autores materiales del homicidio siguen prófugos pero están identificados.

Siguen prófugos los venezolanos acusados por crimen del turista inglés
Imagen de la web

Según fuentes de las investigación, la Policía de la Ciudad estaba tras los pasos de esta banda desde el 11 de noviembre último, cuando asaltaron a un turista canadiense, Gray Gorth (46), recién llegado de Miami, en la puerta del Hotel Intercontinental del barrio de Monserrat.

En esa oportunidad, dos delincuentes armados quedaron filmados por una cámara de seguridad del hotel cuando golpeaban al turista y le robaban un bolso Louis Vuitton que contenía una laptop, entre otros elementos de valor.

El otro hecho más reciente atribuido a la banda ocurrió el viernes pasado, en la esquina de Villanueva y Teodoro García, en Las Cañitas, pleno barrio de Palermo, donde fue asaltado otro turista inglés, Artur Tomala (43), a quien dos “motochorros” golpearon y le robaron su reloj Rolex.

Sin embargo, un motociclista que vio la situación persiguió a los ladrones y golpeó con un casco a uno de ellos, quien cayó al piso y fue reducido por vecinos que lo entregaron a la Policía.

El presunto ladrón detenido fue identificado como Miguel Ángel Aguirre (29), de nacionalidad venezolana.

Según explicó a Télam un vocero de la investigación, el análisis de las redes sociales de este detenido llevó a los detectives de la Policía de la Ciudad a identificar al resto de los integrantes de la banda que participó en el asalto del sábado en el que murió el turista inglés Matthew Gibbard (50) y resultó herido su hijastro Stefan Zone (28).

Por su parte, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aseguró en una conferencia de prensa que, “como dijo el Presidente, es un hecho atroz que debe ser inmediatamente esclarecido. Hay un trabajo previo que va a contribuir a ese esclarecimiento, y también quiero expresar condolencias hacia los familiares por la pérdida irreparable de una vida”.

La funcionaria estuvo acompañada del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; su secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro; y los jefes de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard; entre otras autoridades.

Por su parte, D’Alessandro explicó que a raíz de otros hechos previos cometidos por la misma banda “se unificaron todas las causas” y ello derivó en los 18 allanamientos realizados ayer.

“Es una banda grande; el viernes habíamos detenido a uno de ellos cuando intentó robar un reloj en Palermo, en las primeras horas después del hecho en Puerto Madero detuvimos a otros cuatro y seguimos en búsqueda de los que faltan”, indicó el funcionario, quien agregó que “los autores del hecho del sábado están identificados y son de nacionalidad venezolana”.

Respecto a los detenidos, D’Alessandro dijo que uno de ellos es quien “proveía la logística (a la banda), que en este caso eran los vehículos” que estaban “sin impedimento” para circular.

“Lo que tenían era una especie de fachada. Ellos disimulaban que trabajaban para Uber”, explicó y sobre el modus operandi indicó que “detectaban a aquel que tenía un reloj de alta gama en Ezeiza, lo seguían hasta su destino y ahí realizaban el robo”.

En ese sentido, Berard precisó que “parte de la banda trabaja en el hall de Ezeiza, donde detectaba la presencia de los turistas, principalmente a través de los vuelos que vienen desde Estados Unidos o Europa, y desde ahí producía los seguimientos”.

En tanto, Santilli expresó que “la pérdida de la vida humana no es algo reparable” y que su gestión ha “puesto todos los equipos de seguridad y la tecnología para encontrar a estos delincuentes”, para quienes pidió que “les caiga el máximo de la pena que tiene que ver con la Justicia”.

El hecho ocurrió el sábado cuando Gibbard (50) y su hijastro Zone (28) fueron baleados frente al Hotel Faena durante un intento de robo cometido por una banda que se movilizaba en una moto y dos autos.

Uno de estos vehículos, un Ford Fiesta rojo fue secuestrado ayer en Exaltación de la Cruz, donde detuvieron a su propietario, Santiago Izaguirre.

Los investigadores creen que ese mismo auto fue utilizado en el asalto de Las Cañitas; mientras que el segundo auto involucrado en el crimen de Gibbard es un Chevrolet Corsa gris, del que bajó el tirador que empleó una arma calibre .380 y luego huyó en una moto.

Además de Izaguirre fueron aprehendidos el venezolano Rubén Darío Cañate Lobo, Jorge Alberto Schimdt y un cuarto integrante cuya identidad no fue suministrada.

Los cuatro apresados se encuentran a disposición de la jueza Yamile Bernan, que unificó las causas por los otros dos asaltos a la del homicidio de Gibbard.

Comentarios