Política

Carrió admitió que el canje de pasajes “es un mal sistema”

La diputada nacional Elisa Carrió admitió que el canje de pasajes por dinero que hacen la mayoría de los legisladores es “un mal sistema”, pero aseguró que en realidad “son viáticos para costear los gastos de movilidad”.

Carrió admitió que el canje de pasajes “es un mal sistema”

La diputada nacional Elisa Carrió admitió que el canje de pasajes por dinero que hacen la mayoría de los legisladores es “un mal sistema”, pero aseguró que en realidad “son viáticos para costear los gastos de movilidad”.«Es absolutamente legal, pero un mal sistema» dijo Carrió, antes de señalar que «hay que blanquearlo» y que ella tomó «la decisión de pedir la devolución del dinero y pasarlo como movilidad».

«Si tenés una concepción territorial del poder, yo no debería moverme de Capital. Pero recorrí 27 veces el país, siempre en auto», dijo la diputada de Cambiemos en una entrevista esta tarde con El Diario de Mariana que transmite El Trece.

Las palabras de la diputada llegaron luego de que el presidente, Mauricio Macri, criticara el sistema el viernes último al afirmar que «si los diputados creen que su salario no es suficiente tienen que blanquear la necesidad de tener uno mejor, pero el mecanismo de los pasajes es querer disfrazar algo».

Según un informe elaborado por la Fundación Directorio Legislativo, Carrió y el diputado del Frente Renovador Alberto Roberti lideraron el canje de pasajes en 2017 y sumaron a sus sueldos anuales un ingreso de 355.000 pesos.

«Hace más de 20 años que tomé la decisión de declarar todos mis ingresos. Estoy primera en el ranking porque siempre declaré todos los pasajes. Parece que yo fui la única (en canjear pasajes) cuando el realidad fueron todos menos cuatro», se defendió Carrió.

A su vez, llamó a reinterpretar la dieta y pagar por antigüedad y título ya que «algunos diputados ganan más que otros» por ser del interior del país.

«Yo tengo que dar cuenta de la casa que me hice, cuando todos tienen cuentas afuera, el presidente de la Corte (Ricardo Lorenzzeti) gana 380.000 pesos y no paga impuestos a las Ganancias… Yo pago todo, está todo registrado», afirmó la diputada.

En la actualidad, cada legislador nacional tiene 40 pasajes para cambiar por dinero por mes, a razón de 20 tramos aéreos a $ 1.350 cada uno y 20 terrestres a $ 650, de acuerdo con valores actualizados el año pasado, lo que equivale a 480.000 pesos al año.

Consultada por la opinión que Macri tuvo sobre los diputados que optan por hacer el canje de pasajes, dijo: «Él viaja en helicóptero desde chiquito así que no tiene problema. El viaja en aviones privados, así que no tiene ni idea».

«Tengo la conciencia tranquila -afirmó-. Yo no gané siendo diputada nacional: perdí prestigio, para que ignorantes, delincuentes y mafiosos me digan ‘Gorda, sucia, loca’ y ningún movimiento de mujeres me defienda».

También dijo que «si la sociedad no está de acuerdo, puedo jubilarme y dedicarme a lo personal. Vine a poner la cara porque lo importante es transparentar», sentenció.

En otro tramo de la entrevista se refirió a la liberación del empresario Cristobal López, de quien dijo que la mitad de sus casinos «son de los Kirchner», y deslizó que «a (Lázaro) Báez lo van a liberar en seis meses, porque está detenido por lavado».

Sobre la investigación de la muerte del fiscal Alberto Nisman dijo creer que «en Comodoro Py no hay verdadera Justicia» y que «el juez (Julián) Ercolini -a cargo de la causa- cometió errores», pero que «es el único que puede solucionarlos».

También se refirió a la investigación del atentado de la AMIA y se desligó de las decisiones del ministro de Justicia, Germán Garavano, quien ordenó a la querella del Estado cambiar el alegato y pedir el sobreseimiento de dos de los acusados.

«Con Garavano nunca tuve relación. Cuando me pidió mi mejor abogada para la causa AMIA se la di y luego tuvo que renunciar», apuntó.

Sobre el tema del aumento de tarifas, la diputada hizo foco en su impacto en la clase media, que «hoy está apretada y no le alcanza».

«El Gobierno debe comprender que las clases medias son las que hacen grande este país, que votaron a Cambiemos y que no tienen la culpa de que hayan vaciado las empresas. Le dije al presidente que me opongo al aumento de tarifas», afirmó Carrió.

Por otra parte defendió las gestiones del gobierno con las cámaras de laboratorios para bajar el precio de los medicamentos a través del PAMI.

«Veo en Macri una capacidad para enfrentarse a los empresarios que no vi en ningún otro presidente. Lo de los medicamentos es increíble, tienen que estar más bajos que la inflación», opinó.

Por último dijo que su rol es «asegurar la República» ya que es «la que nos permite tener derechos, que el poder se controle y que evita las dictaduras. La República les permite a los más pobres tener los mismos derechos que los más acaudalados».

Y cerró: «No me importa quién gane o quien pierda. Defiendo algo que desde 1930 no se produce: que un gobernante que no sea del PJ pueda terminar su mandato».


Télam / vm.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales
General