Política

Gobernadores impulsan una ley para quitarle subsidios a Larreta y Vidal

cargando anuncio

A través de un proyecto del senador Miguel Ángel Pichetto y como parte del ajuste que pide Macri, exigen que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el Jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se hagan cargo de Aysa y tomen la concesión de Edenor y Edesur.

Gobernadores impulsan una ley para quitarle subsidios a Larreta y Vidal

A través de un proyecto del senador Miguel Ángel Pichetto y como parte del ajuste que pide Macri, exigen que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el Jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se hagan cargo de Aysa y tomen la concesión de Edenor y Edesur. La jugada podría poner en jaque las aspiraciones reeleccionistas de Mauricio Macri, cuyo caudal electoral se concentra en los dos distritos administrados por dirigentes del PRO.CAPITAL FEDERAL. Miguel Pichetto anunció que su bloque presentará un proyecto de ley para pedir que la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires absorban la empresa Aguas y Saneamientos Argentinas (Aysa) y las concesiones de Edelap y Edesur, que están a cargo de la Nación.

“Como el presidente ha convocado un acuerdo para bajar el déficit nosotros hemos elaborado una propuesta: que Edenor, Edusur y la empresa Aysa se haga cargo la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires”, anunció el jefe de bloque Argentina Federal, durante el debate de la ley para limitar los tarifazos de servicios públicos.

“Lo dejo planteado. Es algo que estamos elaborando, porque los usuarios son de los territorios. Y todo el interior ha venido sostenido estos 12 años tarifa plena y los subsidios de la Ciudad y la Provincia”, agregó el rionegrino, que siempre está en contacto directo con los gobernadores peronistas. Curiosamente, Pichetto formó parte del gobierno que durante 12 años se sostuvo políticamente gracias a esa política de subsidios que beneficia a Buenos Aires y Capital Federal.

Pichetto y los otros jefes de bloque que, visitaron el lunes a Mauricio Macri, le habían anticipado a Rogelio Frigerio que no ven un ajuste sin golpear primero a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. En ese caso hicieron foco en Aysa, que es una empresa estatal cuyo déficit operativo lo subsidia la Nación en el presupuesto.

Para este año están pautadas obras por 1000 millones de dólares, la mitad financiadas con aportes nacionales y la otra con Obligaciones Negociables emitidas por la compañía. Un cambio de jurisdicción no ayudaría en la confianza de los mercados.

Edelap y Edesur con concesiones nacionales de distribución eléctrica a cargo del Ministerio de Energía de la Nación, que aporta subsidios y permite tarifas menores a las del resto de las provincias, donde compañías locales llevan el servicio a los domicilios.

Problemas para los principales bastiones del PRO

La ley aliviaría parte del déficit de Macri pero sería un mazazo a la financias de Rodríguez Larreta y Vidal, dos de sus firmes candidatos a sucederlo en algún momento. De hecho, la jugada complica las aspiraciones reeleccionistas del propio Macri, porque aumentarían los servicios básicos en sus dos principales bastiones electorales. Y el proyecto pasaría sin problemas por el Senado, donde a Cambiemos le faltan 12 votos para la mayoría y no será fácil encontrarlos opositores de las provincias.

“Yo en esta ley, pondría la transferencia de Edenor y Edesur y Aysa a las jurisdicciones de los usuarios a los que pertenecen. Hay que transferir las acciones”, propuso el salteño Juan Carlos Romero, jefe de un interbloque de cinco senadores, ninguno bonaerense y porteño.

La única voz de clemencia en favor del PRO, paradójicamente la aportó la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, que recordó que Cammesa le cobra la energía al mismo precio a todo el territorio. “Pero a las distribuidoras de la Ciudad y la Provincia las subsidia la Nación”, la corrigió el chubutense Mario País, del bloque de Pichetto.

El peronismo bonaerense no tiene lobby en el Congreso por fuera del kirchnerismo y por lo tanto los gobernadores encontraron en esta ley la mejora manera de negociar con Macri el ajuste que pide para cumplir con el FMI, No podrá evitar el debate en el presupuesto 2019, que se presenta el 15 de septiembre, pero ya empezó a discutirse.

¿Qué harán los ‘misioneristas’?

Al respecto, como en otras oportunidades, es una incógnita la posición de los senadores “misioneristas” Maurice Closs y Magdalena Solari, formalmente opositores al gobierno nacional, pero en la práctica, funcionales al oficialismo. Es claro que el gobierno nacional tiene cómo negociar con Misiones, un acompañamiento de los senadores de la Renovación. Sin embargo, en particular a Closs, se le dificultaría votar en contra de un proyecto que “federalice” el ajuste exigido por el FMI.

LPO/jmm.

Comentarios