Política

La nueva grieta política: fanatismo vs responsabilidad

cargando anuncio

El país atraviesa momentos de definiciones. No solo en lo económico, también en lo político y social. Son tiempos de decisiones fuertes y de posiciones claras.

La nueva grieta política: fanatismo vs responsabilidad

El país atraviesa momentos de definiciones. No solo en lo económico, también en lo político y social. Son tiempos de decisiones fuertes y de posiciones claras.Asoma la conformación de una nueva “grieta” en la Argentina y en la provincia; una división política que ya no tiene tanto que ver con las posiciones ideológicas, sino con el rol que cada uno defina como ciudadano argentino y misionero.

Es decir, de un lado de la grieta ya no están solo los “kirchneristas” o los “macristas”; pareciera que ya no es propiedad de ningún sector en particular.

Ahora sin saberlo están todos juntos en esa vereda sin distinción; lo que ahora los une y tienen en común es el “fanatismo”. En ese mismo lado hoy están los dirigentes de las “consignas”; ya sea en contra o a favor del gobierno actual, pero todos amigos del “discurso tribunero”.

Son los que organizan marchas vociferando que “la patria está en peligro” sin medir las consecuencias de semejante slogan: Allí también se ubican los que organizan una “Marcha Federal y cortan calles y puentes en Misiones sin un objetivo más que el de hacer política partidaria en oposición al gobierno Nacional. O por ejemplo, los que ya anticipan que si Macri veta la Ley de Tarifas convocaran a un paro nacional.

Allí se amontonan los que hasta ahora disfrutan de ocupar cargos públicos con el único mérito de haber hecho discursos populistas y quizás también muchos ciudadanos que acompañan semejantes actos de campaña arrastrados por la necesidad y por el clientelismo del que son víctimas.

También ahí están los “fanáticos” del modelo; los que defienden a raja tabla hasta las decisiones más absurdas del poder actual. Para quienes está “todo bien” y se convencen que todos los pesares de los ciudadanos no son reales; o al menos no son culpa de Cambiemos.

Del otro lado, pareciera conformarse otro grupo de personas, también mezclados entre los defensores de Cristina y los amigos de Mauricio; pero que tienen sentido de la responsabilidad y de la real necesidad del país y de la provincia.

En ese lado se ubican los que entienden que no se puede construir nada enfrascados en discusiones ideológicas, o debatiendo sobre consignas fanatizadas. Los que, más allá de su origen o preferencia política, asumen un rol activo en el lugar que ocupen como ciudadano para contribuir a una rápida salida de la actual situación agobiante.

Hasta el propio gobernador, Hugo Passalacqua, entendió que hay que poner en primer lugar a la gente y a los efectos de las decisiones que se toman desde las esferas del poder. Pese a que se ubica dentro de los gobernadores opositores a Cambiemos, integra el grupo de mandatarios que brinda gobernabilidad a la Nación.

Por ejemplo, acordó con los legisladores nacionales de Misiones que no acompañen el proyecto de Ley para retrotraer el precio de las tarifas; legislación que si se aplica, derivará en un costo altísimo para la propia provincia, por la pérdida de recursos coparticipables de esos mismos impuestos que se eliminarían.

En definitiva; de un lado ciudadanos que valoran la “racionalidad y la responsabilidad” y del otro lado, ciudadanos que ponen como prioridad su “fanatismo” y las “consignas” que sean necesarias para hacer campaña: El objetivo es mantenerse en el poder a toda costa: a costa de la gente, especialmente. ¿De qué lado nos ubicamos?

Leé también:

Debate sobre tarifas: “Es demagogia pura”


xp

Comentarios