Política

Jair Bolsonaro, tras reunirse con Milei: “La situación de la Argentina es más crítica que la de Brasil”

cargando anuncio

El expresidente de Brasil está en Buenos Aires con uno de sus hijos; llegó para asistir este domingo a la asunción del libertario.

Jair Bolsonaro, tras reunirse con Milei: “La situación de la Argentina es más crítica que la de Brasil”

El expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó a Buenos Aires el jueves por la noche para asistir a la asunción del líder de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, quien llegará a Casa Rosada este domingo 10 de diciembre. En su primer día en el país, el exmandatario visitó el bunker del libertario, el Hotel Libertador, para sostener una reunión con él. Pasadas las 11 de la mañana, tras salir del mano a mano, declaró ante la prensa: “La situación de la Argentina es más crítica que la de Brasil”.

Asimismo Bolsonaro dio detalles de cómo vio al futuro presidente, se refirió a la tensión con la gestión actual en su país, liderada por Lula Da Silva (quien no vendrá al país para la ceremonia en la que Milei asumirá el sillón de Rivadavia) y dijo que el líder de LLA deberá tomar “medidas rápidas” para hacer frente a la complicada situación económica actual.

“Es consciente de la tremenda responsabilidad que tiene”, lanzó. Con respecto a la reunión que compartió con el libertario, dijo: “Fue una conversación entre amigos, analizamos lo que vive la Argentina. El tema más importante es la economía”.

Al alejarse de la puerta del hotel, el derechista también cargó contra su sucesor. “A ver si Lula camina así en la calle”, sentenció mientras avanzaba hacia su auto, con seguidores alrededor suyo. Finalmente, manifestó tener intenciones de volver a postularse para presidente, algo que recién podrá hacer en 2030.

Antes del mano a mano en el centro porteño, el brasileño, quien tiene muchas coincidencias ideológicas con el libertario y que afirmó que el objetivo de su viaje es estrechar relaciones con LLA, dialogó esta mañana con radio Mitre y criticó a la izquierda: “No son opositores, son enemigos”. Luego dijo: “El mundo está muy dividido entre izquierda y derecha. Y yo soy un poco radical en esa cuestión”.

En la misma línea, enunció: “En el fondo quieren el poder absoluto y robar nuestra libertad. Cuando algunos me decían que debíamos dialogar con los radicales de izquierda, yo les preguntaba: ‘¿En qué país de izquierda los radicales dialogan con el otro lado?’”. Y agregó: “La izquierda solo tiene un objetivo, el poder a cualquier costo. Así como la Argentina se empobreció con la izquierda, Brasil también”.

Bolsonaro y Milei comparten años de acercamientos y elogios mutuos. El exmandatario brasileño llamó al presidente electo cuando ganó el balotaje contra el candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, y el libertario lo invitó a su asunción.

En ese contexto, este viernes celebró una vez más su triunfo y destacó su honestidad durante la campaña. “Al político no le gusta mucho la verdad, se esconde para poder ganar la simpatía de todos. Milei justamente acá sorprendió porque él dijo que iba a hacer un gran ajuste y ganó con la verdad, no mintió”, dijo el expresidente. Asimismo, destacó los elementos que lo ayudaron en su carrera a la Casa Rosada. “Lo ayudó el tema de los conservadores, estar contra el aborto, a favor de la libertad y en contra de la censura”, añadió. “Son temas que conectaron con la verdad”, ponderó por su parte Eduardo Bolsonaro, su hijo, que también es diputado nacional. También habló sobre el gobierno de su padre. “Él fue contra la casta, descentralizó el poder”.

Finalmente, el exmandatario respondió a las acusaciones del oficialismo brasilero sobre una presunta participación en la toma del Congreso de Brasilia el 8 de enero de este año, cuando perdió la reelección contra Lula Da Silva. “Yo salí del Brasil el 30 de diciembre y me fui a Estados Unidos. Eso [el ataque] sucedió el 8 de enero. En mis redes sociales, nada se habla de eso, no estimulé a nadie a hacer nada”, relató. “Hicieron en el Congreso una Comisión Parlamentaria de investigación y el Gobierno de Lula no colaboró con las investigaciones”, cerró.

Comentarios