Política

Macri puso a la defensiva a Fernández por la corrupción

El Presidente logró sacarle una diferencia a su oponente en el segundo debate presidencial, especialmente en el eje de la corrupción, uno de los puntos débiles de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Macri puso a la defensiva a Fernández  por la corrupción

BUENOS AIRES. Se invirtió el cuadro de situación respecto del debate presidencial en Santa Fe y Mauricio Macri logró asestarle a Alberto Fernández un duro golpe político y discursivo en el segundo debate presidencial desarrollado anoche en la Facultad de Derecho de la UBA (Univrsidad de Buenos Aires) Esta vez, fue el Presidente el que logró sacarle una diferencia a su oponente, explotando al máximo el eje de la Corrupción.

Haciendo énfasis en el problema de la corrupción en el Estado, agitado por primera vez en el escenario del debate, Macri golpeó los argumentos de Fernández y lo puso a la defensiva. Ni siquiera la mención al fallecido Franco Macri y a las complicaciones de la familia del Presidente por la causa Correo Argentino, le alcanzaron al candidato kirchnerista, para contrarrestar el daño.

El presidente Mauricio Macri, candidato a la reelección, acusó al kirchnerismo de blandir la idea de “federalismo” después de “prepotear con el látigo y la chequera a propios y ajenos”. Según el mandatario “no somos iguales, creen que pueden empardarse” con el gobierno de Cambiemos, pero aseveró que “el autoritarismo destruye la posibilidad de crecer”.

De acuerdo con Télam, el jefe de Estado también sostuvo que “lo único que reconoce Alberto Fernández de nuestro gobierno fue haber normalizado el INDEC y la paradoja es que él firmó el decreto interviniendo” ese ente.

El desempeño de los demás candidatos

“A partir de ahí se falsearon las estadísticas y ahí empezó la mentira, eso es mentir. Hay que manejarse con la verdad”, sostuvo Macri y agregó que “al kirchnerismo no le molesta la corrupción”. “esta semana quedó claro que Alberto Fernández y el kirchnerismo son lo mismo”, fustigó.

Según con Clarín, los ataques que le agregó José Luis Espert extendieron la complicación de Fernández, que lleva como compañera de fórmula a una candidata con varias causas abiertas por asociación ilícita y lavado de activos, entre otros delitos. El candidato de Unite repitió la comodidad con la que se manejó en Santa Fe, pero esta vez no logró marcar las mismas diferencias.

Por su parte, Roberto Lavagna mejoró su performance de hace una semana aunque sin anotar hallazgos espectaculares en su discurso. Nuevamente apareció como un candidato poco dúctil, algo que resulta un problema para alguien que busca revertir la imagen de economista veterano.

En tanto, Nicolás Del Caño dejó aquel tono naif con el que pidió un minuto de silencio por Ecuador y se exhibió firme como el candidato de izquierda. El candidato del FIT – Unidad cuestionó la política de “mano dura” de Patricia Bullrich, el flagelo del desempleo y propuso la legalización del consumo de marihuana.

Otra vez, José Luis Gómez Centurión terminó siendo el peor de los candidatos. A lo largo de los dos debates, el ex militar “pro-vida”, no logró adecuarse a los tiempos de la discusión y mostró argumentos remanidos, muchas veces totalmente alejados de las urgencias de la realidad presente.

Los dos debates dejaron un saldo parejo entre los principales candidatos. Fernández fue el más sólido en Santa Fe y Macri sacó ventajas en Buenos Aires. En una semana se sabrá si el choque entre el presidente y el postulante del kichnerismo, tendrá influencia real en el resultado de la elección.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales