Política

¿Quién establece la política energética de Misiones?

cargando anuncio

El fuerte tarifazo aplicado por Emsa, vuelve a afectar el bolsillo de los misioneros en una época difícil. Y genera dudas acerca de que estamento gubernamental fija políticas en un sector tan conflictivo como el eléctrico.

¿Quién establece la política energética de Misiones?

El fuerte tarifazo aplicado por Emsa, vuelve a afectar el bolsillo de los misioneros en una época difícil. Y genera dudas acerca de que estamento gubernamental fija políticas en un sector tan conflictivo como el eléctrico.Desde diciembre de 2016 funciona la Secretaría de Energía de Misiones, organismo hasta entonces inexistente. En rigor y desde siempre, las pautas se dictaban desde la Rosadita, siendo la estatal Electricidad Misiones Sociedad Anónima sumada a algunas cooperativas del interior provincial, las que en asumieron el compromiso de aplicar normas.

Hubo épocas en que el Ministerio de Obras Públicas bajaba línea; como también la Secretaría de Planeamiento y Desarrollo. En tanto, el poderosos Sindicato de Luz y Fuerza también cumplió un rol protagónico en los últimos 30 años, llegando a imponer candidatos en listas vinculadas con el oficialismo gubernativo.

Aquí y ahora

“Los misioneros utilizamos solo un 40% menos de energía que el promedio del país. Claro indicador de la carencia de nuevas industrias e inversiones. Hay lugares donde no se puede emplazar un aserradero o un hotel por falta de instalaciones eléctricas aptas. Ni hablar de Parques Industriales en los municipios”, sostuvo el nuevo titular de Energía, ingeniero nuclear Sergio Lanziani, en declaraciones formuladas a fines de 2016.

Según el funcionario “el bajo nivel es claro indicador del nivel socioeconómico de Misiones. Si consumimos poca luz, ello refleja que carecemos de confort, de calidad de vida vigentes en otras provincias más desarolladas”. Seguidamente agregó: “mientras la población en 25 años creció alrededor del 70%, el gasto en electricidad apenas se quintuplicó en igual período”.

Lanziani recordó que en la década del ’90 la represa Urugua-í -con módulo de generación de 360 gigavatios/hora por año- podía abastecer a toda la provincia. “En cambio -dijo- en 2015 cerramos en 2.200 gigavatios, lo que significa que multiplicamos siete veces el consumo. Tomando como referencia tales indicadores, podemos estimar que dentro de 20 años vamos a tener una demanda de 10 mil gigavatios/hora por año”.

Opinó que el mismo problema tiene la Argentina, por lo que el país tiene que duplicar su matriz energética en la próxima década para seguir creciendo.Fuentes renovables

En cuanto a la polémica generada en torno de la construcción de nuevas represas y la búsqueda de fuentes de generación alternativas y/o renovables, su postura fue tajante: “hay que apelar a todas las fuentes de generación, las de base que son térmicas quemando petróleo o carbón, nucleares, hidroeléctricas, solares, maremotriz, eólicas. Tenemos que apelar a todas las formas de generación”, puntualizó.

Según el mismo Lanziani “cada tres puntos del PBI que el país requiera para seguir creciendo, exige producir 1.000 megavatios más de potencia adicional. Yacyretá genera 3.000, lo que indica que hay que construir unembalse de Yacyretá cada tres año. Mientras la Argentina demanda 3.000 kilovatios/hora por año, Alemania 8.000 y los EEUU más de 11.000”.

De toda la energía que consume la raza humana, actualmente sólo el 7% es renovable, y de ese 7%, el 6% es hidroeléctrica. “Quiere decir que más de 85% de la energía renovable es hidroeléctrica, entonces no se puede impulsar fuentes alternativas desechando las presas hidráulicas, llámense Yacyretá o Corpus”.

Cuando en el anterior verano, Emsa aplcó otro tarifazo, Misiones Cuatro consultó al secretario de Energía (que nombró en el organismo a su hermana y a su cuñado), pero eludió hablar de la mala administración de esta empresa, que exige al Estado provincial millonarios subsidios para seguir operando.

sb

Comentarios