Posadas

Autoconvocados contra las exhumaciones protestaron ante el HCD

cargando anuncio

Un grupo de vecinos afectados por los desentierros que impulsa la municipalidad de Posadas, en cumplimiento de una ordenanza de 1982, pidieron que se deje sin efecto la norma. “Pedimos que nos respeten. Hay terrenos en Posadas para hacer otro cementerio”, aseguró una de las manifestantes.

Autoconvocados contra las exhumaciones protestaron ante el HCD

Un grupo de vecinos afectados por los desentierros que impulsa la municipalidad de Posadas, en cumplimiento de una ordenanza de 1982, pidieron que se deje sin efecto la norma. “Pedimos que nos respeten, no puede ser que desenterremos a nuestros padres. Hay terrenos en Posadas para hacer otro cementerio”, aseguró una de las manifestantes.

POSADAS. El conflicto por las exhumaciones en el Cementerio La Piedad de Posadas tuvo un nuevo capítulo en el Concejo Deliberante esta mañana, cuando un grupo de autoconvocados reclamo que se derogue o deje sin efecto la controvertida ordenanza 118/82. Se trata de la norma que fue avalada por el Concejo en 2011, cuando el intendente era Orlando Franco y los presidentes del HCD fueron José Almirón (PRO) y Magdalena Solari (Renovación).

Un grupo de decenas de autoconvocados se presentó ante el Concejo posadeño esta mañana insistiendo en que existen otras alternativas a la exhumación compulsiva prevista por la ordenanza 118/82, que prevé que pasados los 5 años, los restos de las personas sepultadas pasen a nicho urna. Por este motivo, los autoconvocados presentaron un proyecto para que se deje sin efecto o se derogue la ordenanza.

“Estamos bregando por nuestros derechos a ver si los concejales se pueden hacer eco de nuestro problema. Al día lunes, las exhumaciones seguían de forma desastrosa; hieren la sensibilidad. Nos hacen pasar un momento muy malo, muy triste”, dijo Juan Amarilla, uno de los autoconvocados.

Este vecino sospecha que no son ciertos los argumentos esgrimidos por el municipio, sobre la falta de espacio en el Cementerio o sobre la falta de terrenos para construir un nuevo cementerio municipal.

Amarilla subrayó que esperan que los ediles de Posadas traten “con urgencia” este proyecto, y “si no hay una solución inmediata, que por lo menos, paremos con las exhumaciones. Estimo que somos 500 familias las que estamos en el mismo problema, pero va a haber más, porque muchas (por ahora) desconocen del tema”, analizó uno de los voceros del grupo.Por su parte, Romari Galeano expresó que “pedimos que nos respeten. Tengo enterrados a mi mamá y mi papá. No puede ser que los desentierren para trasladarles a otro lugar. Estamos pagando las cuotas. Estamos para defenderlos y no queremos que los toquen”, dijo Galeano entre lágrimas, para quien existen otras alternativas a los traslados a nichos-urna.

Consultada por MisionesCuatro, Galeano desmintió a funcionarios municipales que afirman que se avisa de las exhumaciones, con cierta antelación a los familiares de los fallecidos. “A mí no me llamaron. Nos enteramos por el boca a boca. Teníamos fecha para Enero para sacarlos a mis padres, pero no queremos. Ojalá que cambien la ordenanza. No pueden abusar de nuestros sentimientos, llevarnos y sacar a nuestros seres queridos”, enfatizó la mujer, visiblemente emocionada.

Galeano aclaró también que la asistencia psicológica de poco sirve a la persona que sabe que han removido los restos de sus seres queridos enterrados en La Piedad.La normativa en cuestión, sancionada en 1982, fue ratificada por el digesto jurídico del 2011. Pero no se ponía en práctica, en parte, porque la situación del espacio dentro del cementerio La Piedad, no era apremiante como en estos momentos. El digesto fue creado por la ordenanza 2808/11 del 7 de Abril de ese año, pero su redacción se concretó después de Octubre (la Comisión Especial Redactora fue creada por el decreto 405/11 de José Almirón). Solari fue la presidenta del cuerpo durante todo el segundo mandato del ex alcalde Orlando Franco, entre 2011 y 2015, tiempo en el que la ordenanza 118/82 no formó parte de su agenda.

Ahora, con un cementerio desbordado de cadáveres y con una intendencia jaqueada por problemas financieros, el Ejecutivo apeló a poner en práctica la polémica ordenanza a través de un protocolo de atención que incluye la asistencia psicológica para los deudos. Según el Director de Entes Descentralizados del Municipio, Alberto Penayo, no hay exhumaciones compulsivas y los contribuyentes que se niegan al paso a nicho urna, tienen derecho a mantener los restos donde fueron sepultados. Además, el funcionario dijo a MisionesCuatro que ya se han concretado de mutuo acuerdo, miles de traslados a los nichos urna. Claro, estas declaraciones chocan con las de los autoconvocados, que denuncian maniobras reñidas con la ley, como el desentierro sin autorización y el envío de restos a un osario común.

Cabe acotar que es el Concejo Deliberante el ámbito desde el cual se puede modificar o derogar la ordenanza 118/82, que misteriosamente fue avalada en el Digesto del 2011 y que no fue tema de debate durante la gestión de Orlando Franco. De hecho, es responsabilidad de todos los ediles que pasaron por el Concejo desde 1982 a la fecha, el no haber debatido esta ordenanza que es fuertemente resistida en estos momentos, en el marco de una crisis por la falta de espacio en el cementerio.JMM.

Comentarios