Posadas

Denuncian abuso policial en un pub posadeño

cargando anuncio

Luciano Martínez, contó lo que le sucedió este fin de semana en un pub de la capital misionera, donde resultó gravemente lesionado.

Denuncian abuso policial en un pub posadeño

Luciano Martínez, un reconocido empresario gastronómico de la ciudad de Posadas, fue agredido ferozmente por dos policías en un pub, ubicado sobre calle San Lorenzo casi Sarmiento.

En diálogo con el programa “Otro Día Más”, que se emite por la Radio Social Club 97.7, relató lo que le sucedió: “estamos muy doloridos, estoy con calmantes. Sinceramente lo que viví fue atroz. Esto no puede pasar, no puede volver a pasar, tuvimos el caso de Iván Mercol, de Fernando hace poco”.

Respecto a cómo inició el suceso, comentó: “entré 40 minutos a saludar a un amigo que llegó de Portugal. Me invitaron a compartir un momento grato con los chicos. Soy una persona conocida, no soy violento, soy un comerciante conocido de la ciudad. No estaba borracho”.

En un momento me acerco a la barra de este local a comprar una bebida. Demoran 30 minutos en entregármela, se acerca a un individuo y me dice que era pesado porque supuestamente dice que yo le levanté la voz al cajero, en ningún momento le levanté la voz, simplemente que uno está en un en un boliche con música fuerte”, explicó el comerciante.

Se acerca este individuo, me dice, son pesados, te vamos a sacar afuera, le digo, yo no soy pesado y me quiero ir afuera, le digo, estoy comprando y nada más, que quiero que me entreguen la bebida que compré”.

Se va el individuo, me entrega la bebida, me piden disculpas, me doy vuelta, hago cuatro pasos, siento que me agarran del cuello, se me cuelga una persona del cuello, no podía respirar, ni siquiera pedirle por favor que me solté porque no podía hablar”, relató el hombre.

Y agregó: “no ejercí violencia en ningún momento, no me resistí, tampoco podía. Eran tres personas colgadas del cuello”.

Dijo que los agresores eran policías: “si no me equivoco estaban en la puerta del boliche haciendo algún tipo adicional seguramente. Yo simplemente estaba reclamando una bebida que pagué y estaba esperando hacía mucho tiempo, justamente por eso también estoy muy tranquilo y vamos a pedir las cámaras del boliche del lugar”.

En ningún momento agredí a nadie y ellos tendrían que haber actuado de manera profesional. Me esposaron me tiraron al piso, afuera cuando pongo un pie en la vereda, me hacen lo mismo de nuevo y me pegan en el piso de los policías de nuevo”, declaró Martínez.

Asimismo, dijo que hay testigos de la agresión: “se va a pedir las cámaras del boliche y las cámaras del consulado de Paraguay que está pegado a ese boliche”, explicó.

Con respecto a su reacción, señaló: “me largué a llorar afuera, tenía mucho miedo, había personal policial que estaba de civil, una médica amiga de la familia que estaba justo de civil y está de testigo, ella le gritaba ‘soy personal policial, dejen de pegarle, que hizo, dejen de pegarle, soy personal policial,’ la empujaron. Fue atroz”, manifestó.

Por otra parte, dijo que los uniformados agresores no están identificados: “no tengo identificado porque se sacaron la insignia. Los dueños del boliche saben quiénes son porque ellos los contrataron para hacer adicionales”, expresó.

Comentarios