Posadas

Garupá: se multiplican los reclamos de barrio Ñu Porá

cargando anuncio

Zanjas abiertas, inundaciones, calles intransitables son algunos de los reclamos de vecinos del barrio Ñu Porá de Garupá. Una falla en un caño maestro de agua dejó a la zona más de 20 días sin agua. Desde la empresa habrían omitido los reclamos.

Garupá: se multiplican los reclamos de barrio Ñu Porá

Zanjas abiertas, inundaciones, calles intransitables son algunos de los reclamos de vecinos del barrio Ñu Porá de Garupá. Una falla en un caño maestro de agua dejó a la zona más de 20 días sin agua. Desde la empresa habrían omitido los reclamos.Marcos Aranda y Liliam Fonseca, vecinos del barrio comentaron a MisionesCuatro que las zanjas están tapadas y con cada lluvia se desbordan complicando, la vida cotidiana de los vecinos, sobre todo los días de lluvia.

Manifestaron que la municipalidad de Garupá llegó al lugar con máquinas para reparar las canaletas. Lejos de darles una solución, rompieron caños y dejaron escombros en la zona. “Esta todo abandonado”, dijo Aranda comentando que con media hora de lluvia las calles se vuelven intransitables afectando a más de diez familias de la cuadra.

Los vecinos aseguraron que los reclamos fueron presentados ante el municipio. Falta de mantenimiento de calles, terrenos abandonados y proliferación de criaderos de mosquitos y alimañas.Por su parte Fonseca aseguró que se mudó a la zona en el año 2015. Están tumbando parte de su casa porque el agua que se junta con las lluvias, pudrió las maderas de su casa. Pidió intervención del municipio, una carga de tierra para tapar desagües de los otros vecinos y las zanjas abiertas que complican la calidad de vida.

Entre los vecinos comentan que la indiferencia del municipio que encabeza Luis Ripoll se debe a que algunos integrantes de la comisión vecinal pertenecen a otros espacios políticos.Julia Sicardi, Vecina del lugar comentó que se rompió un caño maestro de acceso del servicio a su casa en la calle Félix de Azara (entre Linneo y Jazmín). Aseguró que las fallas se producen por el intenso tránsito de la zona. Pese al reclamo ante Samsa y el municipio, aseguró que la falla fue reparada por sus vecinos.

A los más de 20 días de indiferencia de la empresa prestataria del servicio, se suman los intermitentes y cotidianos cortes de agua. “A veces corta a las 8 de la mañana y vuelve a las 12 del mediodía. A veces pasamos dos días sin agua”, expresó.Carlos Giménez fue uno de los vecinos que repararon el caño maestro de agua. En diálogo con MisionesCuatro contó que con ayuda de su suegra, tras hacer el reclamo a la empresa, arreglaron las fallas.

Comentarios