Posadas

“¿Cómo hago para comprar útiles y pagar el tarifazo?”

cargando anuncio

Soledad, una vecina del barrio San Isidro, recibió una boleta de EMSA de $6000 en Febrero, unas seis o siete veces más de lo que pagaba habitualmente. Y se enfrenta a la posibilidad de no enviar a sus tres hijos a la escuela para hacer frente a la desmesurada factura.

“¿Cómo hago para comprar útiles y pagar el tarifazo?”

Soledad, una vecina del barrio San Isidro, recibió una boleta de EMSA de $6000 en Febrero, unas seis o siete veces más de lo que pagaba habitualmente. Y se enfrenta a la posibilidad de no enviar a sus tres hijos a la escuela para hacer frente a la desmesurada factura. Además, reveló que en el barrio fueron varios los vecinos que sufrieron la sobrefacturación de la empresa eléctrica misionera.POSADAS. Soledad es una vecina del barrio San Isidro, que como tantos usuarios de EMSA, enfrenta una gravísima situación debido al tarifazo aplicado en Febrero. Según relató a MisionesCuatro, recibió una factura de luz de 6 mil pesos, es decir, 7 veces más que lo que venía pagando. En consecuencia, se ve obligada a dejar de enviar a sus tres niños a la escuela, porque no puede comprar útiles y hacer frente a la desmesurada boleta.

“Es una barbaridad. Me vino casi 6 mil pesos que tengo que pagar y ¿cómo mando a los chicos a la escuela?”, se preguntó Soledad, presa de una crisis de llanto y nervios.

De acuerdo con la joven, venía pagando entre 800 a 1000 pesos. Con esta factura, “estoy viendo cómo hacer y llegué a pensar en no mandar a los chicos a la escuela. Como madre, me afecta. El gobierno, a los pobres no nos está ayudando. Este mes fue fatal”, expresó presa del llanto.

Soledad manifestó que siente mucha incertidumbre y agregó: “Me duele por mis chicos. No tengo nada para mandarlos a la escuela. ¿Cómo hago para comprarle los útiles y pagar el tarifazo?”, enfatizó.

Varios casos de presunta sobrefacturación en San Isidro

Por otra parte, Soledad reveló que son varios los usuarios de EMSA que sufrieron brutales tarifazos por parte de la empresa provincial. Su caso, como el de tantos otros, acrecienta las sospechas de sobrefacturación.

Recuérdese que EMSA es una empresa ultra-deficitaria, que el gobierno utiliza como caja para la política. En la semana previa al fenomenal tarifazo de Enero, el sindicato renovador de Luz y Fuerza estaba con quite de colaboración. Por lo que no se veían operarios haciendo las mediciones.

No obstante, en Enero, llegaron facturas muy abultadas, con mediciones sospechosas. Y aún más extraños, criterios de facturación. En Febrero, los tarifazos causaron una fuerte reacción y movilizaciones en toda la provincia. Lo que motivó al gobierno a ordenar la devolución de lo cobrado en exceso, comenzando por el VAD (Valor Agregado de Distribución).

Sin embargo, para los usuarios con facturas 6 o 7 veces más caras que lo habitual, como es el caso de Soledad, están obligados a pagar para evitar cortes.

JMM.

Comentarios