Posadas

Paro en el Cementerio La Piedad por violencia laboral

cargando anuncio

Los trabajadores municipales se declararon en huelga ante el episodio de violencia sufrido por una empleada, por parte del administrador Carlos De Luca. Los delegados denunciaron que les exigen tareas que no les corresponden y un incremento en la persecución por lo que decidieron protestar.

Paro en el Cementerio La Piedad por violencia laboral

Los trabajadores municipales se declararon en huelga ante el episodio de violencia sufrido por una empleada, por parte del administrador Carlos De Luca. Los delegados denunciaron que les exigen tareas que no les corresponden y un incremento en la persecución por lo que decidieron protestar.POSADAS. Luego de un episodio de maltrato y violencia laboral en el Cementerio La Piedad, los trabajadores lanzaron un paro y protesta, en reclamo por el cese de la persecución laboral y mejores condiciones de trabajo.

El titular del Soemp, Daniel Porto, se hizo presente en el lugar, en un intento de calmar los ánimos, pero los trabajadores se mantienen firmes en los cuestionamientos a la gerencia, y en particular, al adminitrador del cementerio, Carlos De Luca.

En diálogo con MisionesCuatro, el delegado César Giménez explicó que “desde hace un mes, nos están persiguiendo mucho” y ayer, “le retó a un compañero de trabajo entre usuarios. Los compañeros no aguantaron más”, afirmó Giménez, en tono crítico hacia De Luca y hacia otros administrativos que ingresaron en el último tiempo.

“Son contratados y ya son muy agresivo, muy personajes. Cobran sin trabajar y están tocando nuestro trabajo”, se quejó Giménez.

Falta de insumos básicos para el trabajo en el Cementerio

Por su parte, el trabajador Luis Rodríguez, denunció que algunas veces son obligados a “sacar muertos sin guantes ni mascarillas”, por lo que, en estas lamentables condiciones laborales, se ven expuestos a enfermedades. “Tenemos pocas herramientas. No tenemos los insumos necesarios y tenemos que absorber los problemas. Y sólo saben tratar mal al personal”, sostuvo.

Según Rodríguez, la medida de fuerza que llevan adelante, no es exactamente un paro, sino una “retención de tareas”, pues, de tratarse de un paro, habrían cerrado el Cementerio. No obstante, no se llevan adelante las tareas programadas para esta jornada. “Tenemos un adicional de 600 pesos, cuando otras áreas tienen adicionales de 5 mil pesos. No tenemos botas ni herramientas y nos tenemos que aguantar (los insultos)”, manifestó.

La palabra de Porto

Al llegar al lugar, el titular del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Posadas, Daniel Porto, afirmó que están acompañando a los trabajadores, aunque se distanció del reclamo al remarcar que “se está entregando indumentaria, no en la forma que esperamos. Pedimos que el Ejecutivo cumpla con lo que se le viene pidiendo, como los adicionales y las mascarillas”, comentó.

“Llega un punto en que la paciencia se agota y suceden estas cosas”, graficó el sindicalista, en su rol de intermediario entre los trabajadores y la patronal.

JMM.

Comentarios