Posadas

Posadas Insegura: los maleantes apuñalan a vecinos en Miguel Lanús y denuncian que “el gobierno está esperando que muera alguien”

cargando anuncio

Vecinos del populoso barrio del sur de Posadas salieron a reclamar públicamente por los constantes arrebatos, asaltos y hurtos en la vía pública y en las viviendas. “Vemos que vienen turistas y queremos advertirles que no vengan a la boca del lobo, acá es Fuerte Apache”, denunciaron.

Compartir
Compartir articulo

Posadas Insegura: los maleantes apuñalan a vecinos en Miguel Lanús y denuncian que “el gobierno está esperando que muera alguien”

POSADAS. Residentes de varias décadas en el barrio Miguel Lanús, salieron públicamente a reclamar contra la inseguridad que asola a los vecinos de la zona, que sufren robos, arrebatos y asaltos –a veces a mano armada- en la vía pública. Además, advirtieron por los ingresos en las casas con intención de robo y los asaltos a comercios, que ocurren a cualquier horario del día y ante la ausencia de móviles policiales. Se reunirán este domingo y no descartan medidas de fuerza como el corte de ruta.

En diálogo con el Móvil de MisionesCuatro este viernes, Cristina Benítez sostuvo que hace 30 años reside en el barrio y desde entonces, padecen problemas de inseguridad. “Ahora pusieron esta costanera y podemos salir a caminar, pero estamos inseguros y desprotegidos. Salimos a la siesta y estamos con cuidado”, contó la mujer.

“Vemos que vienen muchos turistas. Es una lástima y queremos advertirle que no vengan a la boca del lobo. Acá es inseguro, es Fuerte Apache”, lanzó Benítez comparando la zona con el complejo habitacional de Ciudadela (partido bonaerense de Tres de Febrero), señalado como uno de los más peligrosos del país.

“Nosotros lo pasamos mal. El que sale solo, está totalmente desprotegido. Los comerciantes que invirtieron en un negocio, siempre terminan robados”, acotó Benítez.

Ante la consulta del móvil, la vecina sostuvo que, para evitar robos, tratan de “no llevar celulares (en la calle), salir entre 2 o 3 personas. O en horas pico, cuando hay mucha gente. Solo no se puede estar”, dijo. También evitan salir a la vía pública en las primeras horas de la mañana y al atardecer, “cuando es más lindo y cuando uno tiene tiempo, porque todos trabajamos”.

“A todos nos está pasando, no hay vecino que no lo haya sufrido”

Por su parte, Pedro Cardozo, otro de los históricos residentes de Miguel Lanús, reforzó lo que dijo la vecina y apuntó a las autoridades. “Tenemos serios problemas de seguridad y todos están al tanto de la situación. Ya tuvimos cortes de ruta. (Las autoridades) bajaron, hablaron con nosotros dijeron que iban a poner cámaras y más presencia policial. Pero dura por una semana o dos semanas, después volvemos a lo mismo”, denunció.

De acuerdo con su experiencia, a su hija le robaron el celular en la calle y corrió a los maleantes hasta el barrio Seis de Septiembre. “Se mete en la villa, la policía no se animó a entrar. Después, (en allanamientos) 15 celulares levantaron”, reveló. “A todos nos está pasando, todos vivimos un hecho de inseguridad. No hay vecino que no lo haya sufrido”, sostuvo.

“El gobierno está esperando que muera alguien. Ahora empezaron a hincar, antes eran arrebatos nada más. Pero como los vecinos se cansaron”, ante la resistencia, “ya te están hincando con destornillador o tramontina o lo que tengan (a mano). No hay solución”, denunció.

De acuerdo con Cardozo, este domingo se van a reunir y definirán qué harán para forzar a las autoridades a hacerse cargo de la problemática del barrio.

“Queremos que las autoridades estén con nosotros y nos cuiden, y que la justicia haga lo que tenga que hacer”

Otro de los denunciantes, fue Jorge Pérez, un residente con 53 años de antigüedad en Miguel Lanús. “Hoy por hoy es inaguantable (la situación), los arrebatos, pero también hay a montones, ingresos a domicilios (con intención de robo). De noche, de día, de madrugada. Tengo filmado varios hechos, que me ocurrieron a mí y a vecinos. Es lo que preocupa mucho”, aseveró.

“Las reuniones sirven para que vengan las autoridades, hablen y nos escuchen, pero parece ser que las acciones que llevan a cabo son de fantasía”, se quejó Pérez, quien puso de relieve la futilidad del accionar policial. “Por ahí mandan un móvil a las 4 de la tarde o a las 5 de la mañana”, dijo.

“Tengo imágenes archivadas de un robo de bicicleta a las 3.15 y a las 5 vino un móvil y estacionó en la esquina, dieron unas vueltas y se fueron. Es muy tibio el accionar de ellos. Por más que uno los llame y vengan”, denunció Pérez. Y remató: “queremos lo obvio, que las autoridades estén con nosotros y nos cuiden, y que la justicia haga lo que tenga que hacer”.

Comentarios