Posadas

Punteros de la Renovación amenazan a chicos de Ni un Pibe Menos por la Droga

cargando anuncio

Lo denunció Daiana Gómez Pereyra, referente del grupo vinculado con la CCC, quien reveló que jóvenes con problemas de adicciones que trabajan para punteros que operan en el Barrio 50 Viviendas de Posadas, las amenazan porque no acceden a usar remeras del partido gobernante.

Punteros de la Renovación amenazan a chicos de Ni un Pibe Menos por la Droga

Lo denunció Daiana Gómez Pereyra, referente del grupo vinculado con la CCC, quien reveló que jóvenes con problemas de adicciones que trabajan para punteros que operan en el Barrio 50 Viviendas de Posadas, las amenazan porque no acceden a usar remeras del partido gobernante en su trabajo comunitario. “Quieren que nos pongamos remeras de Rovira y nos echaron del SUM donde trabajamos. Estamos con miedo”, aseguró la joven. Las amenazas comenzaron este jueves por la mañana y señalan la responsabilidad de los presidentes del barrio, que estarían avalando las amenazas.POSADAS. Una fuerte denuncia de aprietes y amenazas a miembros del Movimiento “Ni un Pibe Menos por la Droga”, se conoció este viernes, de la boca de una de las referentes, Daiana Gómez Pereyra. La joven reveló que punteros de la Renovación están usando a chicos con problemas de adicciones para amenazarlas porque se negaron a ponerse remeras de la Renovación en el trabajo comunitario que realizan en el SUM del Barrio 50 Viviendas de Posadas -en la zona cercana al rebautizado barrio Néstor Kirchner.

“Ayer, los punteros de nuestro barrio nos empezaron a amenazar a los integrantes de Ni un pibe menos por la Droga. Fue a las 10 de la mañana cuando estábamos pintando el lugar que estaba abandonado. Fueron a decirnos que nos pongamos su remera política y no quisimos. Entonces nos cerraron la puerta del lugar donde desarrollamos tareas y no nos dejan entrar”, denunció Gómez Pereyra a MisionesCuatro. La joven, que dijo ser una de las tres referentes del grupo “Ni un Pibe Menos…”, contó que son ellas y sus familias, las destinatarias de las amenazas contra la integridad física. Detrás de los aprietes, estarían los dos presidentes del barrio, ambos punteros de la Renovación, que están utilizando a chicos con problemas de adicciones para meter miedo a las organizaciones que no se integran a la Renovación.

“La llave la tiene la presidenta del barrio Estela Molina. Tenemos un merendero que funciona hace tres semanas. Ayer terminamos de pintar el SUM y hoy escribieron ‘fuera la política’, ‘fuera la CCC’, pero el movimiento no tiene nada que ver con la CCC (Corriente Clasista y Combativa)”, insistió Daiana, dejando en claro que Ni un Pibe Menos no está trabajando políticamente para un espacio partidario.

Señalando como responsables a los punteros renovadores Federico Maidana y a la mencionada Molina –ambos presiden sectores distintos de este barrio periférico de Posadas-, Gómez Pereyra reveló que estos dirigentes “están usando a chicos con problemas de adicciones. Son estos chicos los que amenazan a las chicas del movimiento, diciéndonos que nos van a hacer algo cuando andamos por ahí, que saben dónde vivimos, que van a hacer algo en nuestra casa. A mi mamá la amenazaron por mí”, confió Daiana, mostrando que los aprietes también tienen un componente de violencia de género –cuando las amenazas son de hombres a mujeres, siempre está latente la posibilidad de una agresión sexual.

Daiana dijo sentir miedo por lo que puedan hacer los chicos usados por los presidentes Maidana y Molina, y remarcó que no hay una cuestión de competencia partidaria en el marco de una campaña que empieza a mostrar rasgos de violencia. El trabajo comunitario que realiza “Ni un Pibe Menos…”, clases de percusión, de taekwondo, de arte y el merendero “es algo que hacemos para el barrio, no lo hacemos para nosotros. Tenemos miedo por los chicos que están con nosotros, nos pegan donde más duele”, aseguró la joven, mostrando cómo opera la lógica punteril de la Renovación, cooptando o eliminando a organizaciones con trabajo barrial.JMM.

Comentarios