Provinciales

Avanzan las obras en la Cooperativa Siete Estrellas de San Pedro

cargando anuncio

El presidente de la entidad habló sobre los proyectos de la “familia yerbatera”, que es terminar con las obras de secadero de yerba mate y un molino.

Avanzan las obras en la Cooperativa Siete Estrellas de San Pedro
Foto: Facebook

El productor yerbatero y presidente de la cooperativa Siete Estrellas de San Pedro, Ariel Steffen, habló con el programa “Otro Día Más” que se emite por la Radio Social Club 97.7 sobre el principal objetivo que tienen los socios de esa entidad: terminar una obra que tiene un secadero de yerba mate y un molino, que hacen molienda secado y envasado.

Esto era una cooperativa que tenía el estatuto, pero no tenía avance y tenían algo hecho en un predio. Nosotros, cuando empezamos con la problemática de la yerba hace cuatro o cinco años atrás, retomamos y levantamos todos los papeles porque estaban todos vencidos”, contó.

Y agregó: “fuimos ordenando, de la cual yo soy el presidente de la cooperativa y vamos armando con mucho esfuerzo y muy difícil, porque los recursos siempre del pequeño productor no sobran, siempre se viva lo justo. Estamos armando entre los socios, nos dieron un crédito desde el gobierno provincial de tres millones que estamos pagando, financiamos y pagamos tres cuotas. Con eso compramos molino y una empaquetadora chica”, comentó Steffen.

El sueño del pibe, como dicen, es llegar con nuestra materia prima, o sea, vender en hoja verde, elaborar, secar, canchar y empaquetar y llegar con el valor agregado, que el pequeño productor no tenga que ir a regalar la materia prima. Que el pequeño productor, así como las grandes empresas pueda recibir ese valor agregado de un paquete en la mano de la familia productora”, explicó Steffen y dijo que son 96 familias las que forman parte de esa cooperativa.

Vamos a andar alrededor de dos millones de kilos de hoja verde, más o menos, entre todos los productores. Eso, al 30% vamos a tener 600, 700 mil kilos de canchada, que ya un kilo de canchada sería un kilo de paquete”, detalló el productor.

Con respecto a las proyecciones en venta, señaló: “el sueño es llegar cada vez más amplio, hay contactos para vender en Córdoba, en Buenos Aires, Neuquén, todas esas pequeñas relaciones que cada productor tiene por ahí, en Comodoro Rivadavia, hay parientes de los productores. De esa manera podemos ir entrando despacito al mercado”, contó Steffen.

Hoy estamos concretando despacito el secadero, estamos a un 60% del secadero hecho y nos falta 200 millones, o sea 200 millones de pesos. Ahora ya va a ser el doble, porque con la inflación que tuvimos se duplica sacar en funcionamiento el secadero. El molino ya es algo más barato, o sea, para montar es más fácil”, declaró.

Comentarios