Provinciales

El balneario fantasma de Aristóbulo del Valle

Años atrás fue un lugar recreativo y turístico para quienes visitaban el valle del Cuña Pirú. Ahora se encuentra abandonado y cerrado. Los vecinos piden que sea restaurado antes de que se convierta en ruinas.

El balneario fantasma de Aristóbulo del Valle

Años atrás fue un lugar recreativo y turístico para quienes visitaban el valle del Cuña Pirú. Ahora se encuentra abandonado y cerrado. Los vecinos piden que sea restaurado antes de que se convierta en ruinas.El Parque Ecológico y Balneario Municipal Cuñá Pirú está ubicado sobre el curso del arroyo homónimo, a 142 kilómetros de Posadas. Según ciertas páginas de turismo nacional, posee sanitarios, parrillas, pileta para lavado de ropa, pileta para lavado de vajilla, salón de usos múltiples, restaurante, proveeduría, TV, sala de primeros auxilios, electricidad, juegos para niños, admisión de trailers y casas rodantes, piscina, balneario, mesas y bancos, práctica de pesca, cancha de fútbol y está abierto todo el año.

Pero esa información se quedó en el tiempo. Desde el año pasado el balneario de Aristóbulo del Valle –localidad de origen del exgobernador Maurice Closs, empresario turístico copropietario de la Unión Transitoria de Empresas que explota comercialmente el Parque Nacional Iguazú- entró en decadencia y sus instalaciones comenzaron a deteriorarse por el abandono municipal. Hasta que este verano pasó ser un lugar fantasma a la espera de una segunda vida para disfrute de la comunidad ubicada en la ruta provincial 7.

En entrevista con MisionesCuatro, Elvira Acosta -vecina del predio- manifestó su preocupación por el abandono del único espacio público con el cual contaban los vecinos para refrescarse en el caluroso verano misionero.

Asimismo comentó que las posibilidades de concesionar la explotación del sitio turístico, se ven cada vez más lejanas desde que el Municipio puso como condición quedarse con el 80% de las ganancias que los inversores obtengan por cada venta o servicio.

Otra de las circunstancias que los vecinos señalan como «espanta inversiones», es la obligación –también impuesta por la Municipalidad- de poner en condiciones nuevamente el predio. Este proyecto requiere un presupuesto millonario ya que las instalaciones se encuentran totalmente deterioradas por la desidia de la intendencia.

“Esperamos que el balneario vuelva a funcionar, aunque sabemos que este verano ya no será posible”, opinó Acosta con una mirada de esperanza acerca del futuro del camping inhabilitado en plena temporada para acampe y cualquier uso por parte de la población de Aristóbulo del Valle.

vb

Comentarios
Más noticias