Provinciales

Dejan en libertad a un abusador confeso

El delincuente es Clemente Solís, quien se sometió a un Juicio Abreviado en una causa del 2013, por abuso sexual simple contra una menor. El juez César Jiménez le dictó una pena de un año en suspenso y Solís se instaló en Posadas, en una vivienda a metros de donde reside su víctima.

Dejan en libertad a un abusador confeso

El delincuente es Clemente Solís, quien se sometió a un Juicio Abreviado en una causa del 2013, por abuso sexual simple contra una menor. El juez César Jiménez le dictó una pena de prisión un año en suspenso y Solís se instaló en una vivienda a metros de donde reside su víctima.POSADAS. Un grave caso de violencia institucional fue denunciado este mediodía por el abogado Víctor Verón, quien representa a la familia de una niña abusada por un delincuente que recibió la pena de un año de prisión en suspenso en un Juicio Abreviado llevado adelante por el juez de menores César Jiménez. Según el abogado defensor, el abusador confeso Clemente Solís no pasó ni un solo día en prisión y sigue residiendo a metros de la vivienda de la víctima, casi burlándose de la familia querellante. Verón dijo que el juez Jiménez se equivocó con su fallo y que al violador le correspondería una pena de prisión efectiva por las características de su crimen, pues su víctima fue sometida “de manera ultrajante”.

El abogado estuvo con “Más al Mediodía” por MisionesCuatro y reveló que el derrotero del caso comienza en 2013 con la denuncia de la familia de la víctima contra Solís, que abusó de la niña de por entonces, 7 años de edad. Tras la realización de la Cámara Gesell y las pericias psicológicas que determinaron que Solís estaba consciente de sus actos, se logró que la causa vaya a Juicio.

Acusado de “Abuso Sexual Simple” y entendiendo que en un Juicio, podría tener una pena mucho mayor, el Sr. Clemente Solís decidió someterse al instituto del Juicio Abreviado, el cual fue llevado a cabo por el juez César Jiménez. Para sorpresa nuestra –represento a la defensa-, Solís recibió la pena de un año de prisión en suspenso por lo que ni siquiera va a cumplir un día de prisión por semejante hecho, advirtió el abogado, insistiendo en que se trata de un violador confeso.

(Solís) es un abusador porque él mismo lo reconoce. El reconocimiento pleno sumado al dolo son requisitos esenciales para el Juicio Abreviado”, recordó el abogado.

Por otra parte, Verón denunció que existen otros elementos en los que se configura una violencia institucional contra la víctima y su familia, pues Solís “nunca estuvo preso pese a los reclamos de la familia” y durante el proceso de instrucción de la causa, conservó su libertad. A partir del 2015, “como querellantes particulares logramos que la causa vaya a juicio. Pero el instituto del Juicio Abreviado fue un beneficio para Solís”, bramó el abogado, insistiendo en que el delincuente, además, reside a metros de la vivienda de la víctima.

En esta misma línea, el abogado sostuvo que “esta niña sufre los embates psicológicos y está bajo tratamiento. Todos los gastos médicos y de acompañamiento psicológico (a la niña abusada) fueron solventados por su familia”. Y reiteró que nunca se tomó una medida para “alejarla de la menor” y en estos momentos, “la niña teme ir a la escuela”, porque el abusador anda merodeando el barrio. “Solís pasa enfrente de la casa de los damnificados, casi en torno de burla”, fustigó.

“La pena debió ser otra, porque la víctima fue sometida de manera ultrajante”, dijo Verón, pidiendo una pena de prisión, de cumplimiento efectivo para Solís.

Para el abogado, hubo un apresuramiento del juez de menores Jiménez que derivó en una sentencia mucho menor a la que correspondía. “Además del hecho aberrante de abusar de una niña de 7 años, Solís vive al lado de la víctima. Siempre vivió al lado y nunca se emitió una medida restrictiva ni de protección a la víctima”, remató.Oxt.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos