Provinciales

Franco: “El Estado solo no puede” con la Violencia de Género

cargando anuncio

La responsable de la línea 137 pidió mayor involucramiento de la sociedad en casos de violencia sexista y reveló que desde la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad acompañan la iniciativa de mujeres del barrio Virgen de Itatí de Eldorado para una red de alerta con silbatos.

Franco: “El Estado solo no puede” con la Violencia de Género

La Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad y responsable de la línea 137 pidió mayor involucramiento de la sociedad en casos de violencia sexista y reveló que desde el Ministerio de Gobierno acompañan la iniciativa de mujeres de Eldorado para una red de alerta con silbatos. La medida fue pensada por mujeres del barrio Virgen de Itatí, donde fue salvajemente asesinada Paulina Portillo.ELDORADO. Un grupo de mujeres del barrio Virgen de Itatí de Eldorado, organizó una red de alerta con silbatos para protegerse en casos de Violencia de Género, como el último ocurrido con el trágico desenlace de Paulina Portillo, asesinada por su cónyuge Maximiliano Barúa. Al respecto, la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad y responsable de la línea 137 Rossana Franco, sostuvo que desde el Ministerio de Gobierno apoyan esta iniciativa y de hecho, fue más allá al solicitar el involucramiento de toda la sociedad contra la violencia hacia las mujeres. “El Estado solo no puede”, admitió la funcionaria, que salió a desmentir versiones que indican que Portillo había realizado una llamada a la línea 137, antes de ser brutalmente ultimada a machetazos por el delincuente Barúa.

Franco habló con MisionesCuatro esta mañana, en apoyo de la iniciativa de alerta temprana que organizaron las mujeres del Virgen de Itatí, donde tuvo lugar el cruel femicidio de Paulina, el pasado 17 de abril. La funcionaria dijo que “nos pareció interesante” y “es una medida más de participación ciudadana con redes de mujeres que se protegen a sí mismas. El Estado tiene también su responsabilidad”, admitió Franco.

La subsecretaria reveló que para dar forma al sistema de alerta con silbados, llevarán a cabo una reunión este jueves con los responsables de la línea 911 y la 137, con el Jefe de la Unidad Regional de la zona norte, el subsecretario de Justicia Ariel Marinoni y miembros del gabinete municipal. “Ellas lo plantearon y nosotros estamos llevando los silbatos en el móvil. La idea es poder organizar en qué casos y como va a ser”, dijo Franco, para quien es crucial que las mujeres sepan qué hacer en casos de Violencia de Género, es decir, llamar a la línea 137.

En referencia al caso de Paulina, la funcionaria salió a desmentir las versiones que indican que la víctima había llamado a la línea 137 previo al asesinato, denunciando que su cónyuge –a la postre, victimario- había abusado sexualmente de sus hijos –los tres niños estuvieron en la escena del crimen, el día del asesinato. “Eso no es real. Esa información nunca salió de la 137. Tomamos contacto con este caso cuando el hecho ya había ocurrido”, aseguró Franco, desligando a la línea de emergencia de alguna responsabilidad en el crimen.

Por otra parte, Franco admitió que el Estado provincial no puede hacer frente en soledad al problema de la Violencia de Género, sino que se debe contar con mayor involucramiento de toda la sociedad. “Cualquier persona con identidad reservada puede acercarse a cualquier comisaría o juzgado de paz y dejar asentado que está conociendo un caso de violencia. Muchas veces las mujeres no se animan, pero si estoy conociendo, no tengo que dudar y me tengo que involucrar”, expresó la funcionaria. “El Estado solo no puede”, subrayó.

Respecto de si la iniciativa con silbatos surge a partir de un problema generalizado en el citado asentamiento de Eldorado, la subsecretaria explicó: “Lo que sucedió (con Paulina) atravesó al barrio, por las características y la saña. Paulina era muy querida y creo que lo que ocurrió impactó mucho en el barrio y por eso se organizaron. No puedo asegurar que en cada casa del barrio hay víctimas. Pero nos ponemos a disposición”, comentó Franco. Las mujeres del asentamiento Virgen de Itatí, que tiene unas 100 viviendas, contarán cada una con un silbato y serán ellas quienes los manejen, de acuerdo con Franco

Entre otros datos aportados por la funcionaria, ilustran parcialmente las dimensiones del problema de la violencia sexista en Misiones: la Línea 137 interviene en 20 casos por semana –en promedio- y unas 200 mujeres ya cuentan con botones anti-pánico tras haber sido víctimas y sobrevivientes.

Comentarios