Provinciales

Franco salió a respaldar a su equipo tras el femicidio de Eldorado

cargando anuncio

La Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Gobierno, Rosana Franco, destacó la labor de su equipo de la Línea 137, de rescate a víctimas de Violencia de Género. “Hay que empezar a entender que la violencia es un delito”, dijo.

Franco salió a respaldar a su equipo tras el femicidio de Eldorado

La Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Gobierno, Rossana Franco, destacó la labor de su equipo de la Línea 137, de rescate a víctimas de Violencia de Género. “Hay que empezar a entender que la violencia es un delito”, dijo la funcionaria. Paulina Portillo, víctima del violento femicidio, había acudido a reuniones del Cepromu (Centro Provincial de la Mujer), un organismo para asistir a víctimas de VdG, aunque, no radicó denuncias ante la policía contra el que a la postre, fue su asesino, Maximiliano Barúa.POSADAS y ELDORADO. Una de las funcionarias que aparecieron en la escena pública tras el salvaje femicidio de Paulina Portillo (27), fue la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Gobierno, Rossana Franco, que salió a respaldar el trabajo del equipo de la Línea 137, de rescate a víctimas de violencia machista. “Hay que empezar a entender que la violencia es un delito”, subrayó Franco, en palabras que parecen apuntar a la falta de denuncias policiales sobre la situación previa de Violencia de Género que padeció Portillo, antes de ser ultimada de 60 puñaladas por su cónyuge Maximiliano Barúa (29). Es que se supo que Portillo había asistido a reuniones del Cepromu (Centro Provincial de la Mujer), un organismo creado para proteger a víctimas de Violencia de Género.

Franco reveló que el trabajo de la Línea 137 a su cargo, es que “acompañamiento hasta que las víctimas cuenten con las medidas cautelares: prohibición de acercamiento, custodia policial y botón antipánico”, y subrayó que la denuncia es el primer paso para salir de un círculo de violencia machista, en el que muchas mujeres quedan sumergidas. “La violencia es un círculo donde las víctimas tienen recaídas y muchas veces dejan de avanzar con las medidas cautelares”, advirtió Franco.

“Hay que empezar a entender que la violencia es un delito”, enfatizó la funcionaria apuntando a la falta de denuncias por VdG previas a este espantoso crimen. Franco opinó que la sociedad misionera es patriarcal y que muchas veces “los varones ven a las mujeres como objetos y no como sujetos de derecho”. Pero esto debe mover a la población a involucrarse en los casos y efectuar las denuncias correspondientes. “Las denuncias son anónimas y se puede llamar por teléfono y contar la situación, lo importante es animarse”, precisó la funcionaria, que prefirió no tocar el tema de la denegación de justicia o de protección policial, que muchas mujeres padecen en Misiones. Obviamente, los y las policías misioneros/as también forman parte de la sociedad patriarcal que ejerce violencia sobre las mujeres.

En este aspecto, Franco aclaró que en muchos casos, las denuncias caen porque las propias víctimas optan por retirarlas. “Hay que estar preparado para trabajar con gente que sufre”, dijo la funcionaria, insistiendo en que “es parte del trabajo (de la 137) que una víctima quiera volver para atrás”.

Respecto del caso, Franco prefirió no referirse a las informaciones que indican que Paulina había acudido a reuniones del Cepromu (Centro Provincial de la Mujer), que es una entidad que hace el acompañamiento terapéutico a las víctimas que concretan las denuncias. Este organismo es el que ahora está brindando contención a los cuatro hijos de Paulina Portillo, en estos momentos.

“Quiero mandar un saludo a todo el equipo de guardia en la 137. Están haciendo un trabajo muy importante”, expresó la funcionaria en medio de un contexto en el que están siendo interpeladas todas las áreas del estado misionero que están abocadas a erradicar la violencia de género y los femicidios en Misiones. Como en otras oportunidades, Franco evitó dar cifras sobre la cantidad de denuncias de VdG y de femicidios en la provincia.

Oxt.

Comentarios