Provinciales

Fundidos, colonos tealeros analizan abandonar la chacra

cargando anuncio

Se fijó el nuevo precio del té. De igual manera la producción no repunta y de un total de 5500 productores, muchos analizan abandonar sus chacras y dedicarse a otra actividad.

Se fijó el nuevo precio del té. De igual manera la producción parece no poder repuntar y de un total de 5500 productores, muchos analizan abandonar sus chacras y dedicarse a otra actividad.POSADAS. Se fijó el nuevo precio del té y sin el reajuste solicitado por los colonos quedaría en US$0,0189 por kilo de hoja de té, equivalente a $1.50 ($67.500 al año; $5.625 por mes). Desesperados, los productores misioneros piden a los diputados el tratamiento de la ley de Coproté y aseguran que muchos analizan dejar la actividad y abandonar las chacras.

En la provincia hay aproximadamente  5500 productores de té, muchos “fundidos”, según explicó a MisionesCuatro Cristian Klingbeil, integrante de APAM quién ofreció un panorama de la situación del colono misionero y comentó que necesitan de forma urgente la modificación de la atrasada ley.

El precio fue fijado al comienzo de la zafra, los productores esperaban un reajuste del precio para enero de este año y finalmente no llegó. Ahora, en el cierre de cosecha quedaría colgado.

En números, para  Klingbeil lo que se está pagando se va en gastos para mantener en condiciones el teal, cosechar y llevarlo al secadero. A los productores no les alcanza para fertilizantes o replante de brote, “no sobra nada”, agregó. Piden un mínimo de $3,00 aproximadamente para que la actividad sea rentable.

A los gastos de cosecha y transporte se suma la limpieza del teal; una actividad que se debe hacer a mano cinco veces al año. Según el productor hay veces que hay más yuyo que té. “Mil kilos de té san van en limpieza”, comentó.

El pequeño productor cosecha alrededor de 8 mil kilos por hectárea, sin fertilizantes y tratamientos, mientras un productor grande saca hasta 25 mil kilos por hectárea, con otros manejos.

En la provincia, la mayoría de los pequeños productores poseen menos de cinco hectáreas, son los que quedan afuera del sistema produciendo 45 mil kilos por año y con todos los gastos no le queda nada. Cosechan tres veces por año cuando deberían hacerlo cinco o seis veces.

En el mercado internacional, Misiones provee anualmente entre 65 y 70 toneladas de té. En comparación a años anteriores, es una época de mala cosecha y de bajo rendimiento. Según el productor, durante la última zafra sufrieron muchas heladas y ataques de ácaros, inconvenientes que no pudieron afrontar.

Desesperado, Klingbeil contó a MisionesCuatro que trabajaba en un taller mecánico junto a su padre, por afinidad al trabajo en la chacra hace nueve años se dedica a la actividad, ahora por la crisis del sector, analiza abandonar la actividad y dedicarse a otra cosa. “Tuve dos posibilidades de irme a Alemania y Brasil y me arrepiento de no haberme ido; estamos cada vez más fundidos, picha mucho”, finalizó.JK

Comentarios