Provinciales

Jalaf: con el aumento en combustibles, “queda desvirtuado el ITC”

cargando anuncio

De acuerdo con el presidente de la Cesane, Faruk Jalaf, el nuevo incremento del 8% que se concretó desde las primeras horas de este jueves, deja el precio de los combustibles en Posadas, sin ninguna ventaja competitiva respecto de Encarnación. “Pero persisten los problemas con el interior”, alertó.

Jalaf: con el aumento en combustibles, “queda desvirtuado el ITC”

De acuerdo con el presidente de la Cesane, Faruk Jalaf, el nuevo incremento del 8% que se concretó desde las primeras horas de este jueves, deja el precio de los combustibles en Posadas, sin ninguna ventaja competitiva respecto de Encarnación. “Pero persisten los problemas con el interior”, dijo el empresario sobre las asimetrías internas.POSADAS. El incremento en el precio de los combustibles, del 8%, aplicado por el gobierno nacional desde las primeras horas de este jueves, dejó “desvirtuada” la rebaja en el ITC (Impuesto a la Transferencia de Combustibles) en Posadas, que ahora tendrá precios similares a los de Encarnación. Así lo explicó el presidente de la Cesane (Cámara de Estaciones de Servicios y Afinles del Noreste), Faruk Jalaf, quien remarcó que la rebaja en el ITC se ve contrapesada por el incremento tarifario, pero “persisten los problemas” por las asimetrías internas entre la capital misionera y otras ciudades del interior, sobre todo, las que se encuentran más próximas.

En diálogo con MisionesCuatro, Jalaf insistió en que “esto es un incremento que estaba pautado desde Enero del año pasado, cuando se devaluó la moneda (por el fin del desdoblamiento y el cepo cambiario). Toda la gente lo esperaba, es un aumento muy anunciado. Las ventas en estos primeros días caen porque la gente ya llenó el tanque el día anterior. Es esperable y lógico después de cada suba”, comentó Jalaf, sobre las primeras repercusiones de las subas en el combustible.

“El problema es que este incremento pone a Posadas, prácticamente en los mismos niveles (de precios) con Paraguay. Con esto, el fundamento de (la rebaja del) ITC queda desvirtuado pero sí el problema subsiste para Posadas con el resto de la provincia”, argumentó Jalaf, en referencia a los impactos de más largo plazo de este incremento, que es el primero del año, pero no el último, como lo anticipó el ministro Juan José Aranguren. Es que la rebaja en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles dispuesta por el gobierno nacional para las ciudades de Posadas y Clorinda (Formosa), obedece a la idea que sostiene que los consumidores cruzan masivamente a Paraguay para cargar combustible y, de paso, consumen otros productos también, a precios inferiores a los de Argentina. Si esto es así, con precios equiparados entre Posadas y Encarnación, la ventaja del recorte de impuestos se pierde.

Sin embargo, con el ITC Diferenciado surgen asimetrías internas entre Posadas y otras localidades del interior de Misiones e incluso, del resto de la región. Este problema –que las estaciones del interior no pueden competir con los precios rebajados de Posadas- se mantiene, porque el incremento del combustible es general.

Consultado sobre el aumento del 8% que el gobierno nacional tiene previsto para Abril, Jalaf se mostró más bien reticente, señalando que “son varias las variables” que intervienen y el Estado buscará que el precio del barril “criollo” de crudo se equipare con el precio del barril internacional, de unos 50-52 dólares y acá está 60. “Si no hay una inflación muy pronunciada, cuando mucho habrá un aumento del combustible del 20% en todo el año”, vaticinó Jalaf, insistiendo en que “va a ir bajando el precio del barril criollo”.

En este punto, Jalaf se mostró duro al señalar que no es cierto que el gobierno subsidie el precio del combustible, sino que lo que sucede es que todos los consumidores subsidian el precio a través de los impuestos. “Le dicen barril criollo, porque lo pagamos más caro nosotros, consumidores y estaciones de servicio, para subvencionar (el Yacimiento de Shale Gas de) Vaca Muerta”, lanzó Jalaf, remarcando que “esto no está subvencionado por el Estado”.

“La mayor gravedad del precio del combustible es el impuesto que tiene, que es del 100%. Cuando estás cargando 20 litros de nafta, estás cargando 10 litros en realidad, porque el resto, es impuesto. Si tuviéramos los impuestos que tienen en Paraguay, la nafta estaría más barata. Paraguay tiene un 10-12% de IVA y está en 12-15 pesos. Y acña, si pusiéramos el precio real, más el IVA del 21% no llegaríamos al precio del Paraguay. Pero el combustible tiene tres impuestos más y eso va (incrementando) el precio”, argumentó Jalaf, en tono crítico hacia la política impositiva del Estado nacional respecto de los combustibles –política que no ha cambiado en lo sustancial, con el cambio del gobierno y la salida del kirchnerismo.Oxt.

Comentarios