Justicia

La pareja de estafadores se presentó ante la Justicia

cargando anuncio

Se trata de Leticia Zapata y Matías Poberezny, quienes arribaron el sábado a la madrugada a la capital misionera, tras ser descubiertos en Bolivia trabajando como limpiavidrios. Ahora enfrentan una causa por estafa y falsificación de documentos públicos.

La pareja de estafadores se presentó ante la Justicia

POSADAS. Este martes a la mañana, Leticia Zapata de 30 años y Matías Poberezny de 29 años, se presentaron en el Juzgado de Instrucción Siete, a cargo del magistrado Miguel Mattos; por el momento se les designara una defensa y, posteriormente, serían indagados por una causa de estafa y falsificación de documentos públicos.

La pareja- que a mediados de julio estafó a decenas de misioneros al inventar un cáncer y luego escapar con casi 400 mil pesos de donaciones-fue detenida la semana pasada en Bolivia y trasladada a la Argentina.

El pasado sábado a la madrugada arribaron a Posadas. Poberezny quedó alojado en la Comisaría 1ª de Posadas y Zapata fue trasladada a la 19º de Itaembé Guazú.

La estafa en Misiones

La pareja tenía una orden de captura luego de la denuncia de Paola Flores, médica oncóloga del Hospital Ramón Madariaga, por la falsificación de su firma. Eran buscados y tenían un pedido de captura internacional de Interpol.

Flores desmintió haber escrito el certificado que Zapata publicó en sus redes sociales, para confirmar su supuesto diagnóstico de cáncer. Desde el Hospital Madariaga revelaron que la mujer no está empadronada en el nosocomio y por lo tanto nunca se atendió ahí.

La campaña solidaria logró reunir más de 350 mil pesos, el dinero que aseguraba necesitar para realizar tratamiento experimental contra el cáncer en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires.

Cuando la oncóloga empezó a recibir mensajes de sus colegas advirtiéndole por una publicación recaudatoria en redes sociales, que incluía un certificado médico con su firma y advertía que su nombre aparecía involucrado en un engaño, la mentira empezaba a descubrirse, pero ya era tarde: se recaudaron más de 360 mil pesos.

La detención

La pareja fue arrestada en Cochabamba cuando se dedicaban a limpiar vidrios en una esquina e intentaron estafar a un empresario, que se encontró con ellos mientras deambulaban frente a su oficina, se acercó para conocerlos y brindarles ayuda. El hombre cayó, al igual que muchos misioneros, en las historias inventadas de la pareja y les prestó una habitación para que pudieran pasar la noche.

El padre del empresario se ofreció a prestarles dinero, pero antes buscaron sus nombres en internet y allí fue que encontraron las notas periodísticas que hicieron eco del caso. Tras ser arrestados, fueron llevados hasta la Quiaca en Jujuy y luego traídos a Posadas.

Comentarios