Provinciales

“No puede ser que, en 4 años, debo 3 veces más de lo que pedí”, denunció un Hipotecado UVA

Cristian Senger, un deudor de un crédito hipotecario ajustable por UVA, reveló que pasó de pagar cuotas de $6.800 a $16.300, y que el capital de la deuda pasó de $1,25 millones a más de $5 millones.

“No puede ser que, en 4 años, debo 3 veces más de lo que pedí”, denunció un Hipotecado UVA

POSADAS. Con la inminente primera ejecución de deuda a un Hipotecado UVA en Mendoza, los deudores de créditos ajustables por UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) en Misiones, temen perder sus viviendas mientras siguen atados a deudas impagables, con cuotas que crecieron exponencialmente.

Uno de los perjudicados es Cristian Senger, quien reveló que la cuota que está pagando casi se triplicó en unos cuatro años y, además, el monto de la deuda, habiendo pagado todos los meses, también se triplicó.

“Hace rato venimos en esta lucha para que se solucione de raíz este problema que nos tiene cada vez más preocupados a todas las familias hipotecadas”, dijo Senger, en diálogo con MisionesCuatro. “Ahora que está más conocido y la población está más al tanto, ya no sentimos que sea una lucha solo nuestra”, acotó.

El deudor hipotecario por UVA, aclaró: “Somos familias laburantes. Mi familia optó por ingresar el crédito a principios del 2017. Tomamos un monto no mayor a 1 millón 300 mil pesos. Con una cuota accesible en ese momento. Pero a raíz de todo lo que ha sucedido después, la cuota es impagable. Pero también el monto de la deuda creció exponencialmente”, puntualizó Senger.

Al respecto, detalló que comenzaron pagando una cuota de $6.800, pero “al día de hoy, tengo que pagar una cuota superior a los $16.300. Y ni hablemos del capital. Del millón 230 mil pesos ($1.230.000) que retiré, hoy estoy debiendo más de 5 millones de pesos. No puede ser que a los cuatro años de haber accedido al crédito, deba ya tres veces más que lo que retiré. Qué me queda de acá a 10-15 o 30 años, voy a deber 40 millones de pesos”, expresó Senger.

“Somos un matrimonio joven y ahí (en la vivienda) están nuestros ahorros y el trabajo de toda nuestra vida. Pusimos todo en esa casa”, contó Senger, añadiendo que, de perder la casa, “nos quedaríamos en la calle”.

De acuerdo con el joven deudor UVA, “se nos está yendo por la borda, la calidad de vida. No es justo que tengamos que trabajar sólo para pagar cuentas. Nos están sacando el futuro a nosotros y a nuestros hijos. Los créditos UVA fue algo que fracasó y el presidente (Alberto Fernández) en campaña nos dijo que nos iba a ayudar a salir de este sistema que es una usura total. Por donde se lo mire”, recalcó.

“Tenemos un contrato a 30 años, nos daba la posibilidad de abonar una cuota y de adelantar otra, en 15 años tendríamos la posibilidad de cancelar el crédito. Era una cuota relativamente cómoda que se ajustaba a nuestros ingresos. Ahora es una bola de nieve impagable”, confió Senger, insistiendo en que no pretenden que les regalen nada.

Imagen ilustrativa de la web

Por otra parte, Senger recordó que el proyecto de los créditos hipotecarios ajustables por UVA que “vino como solución al déficit habitacional fue respaldado por todo el Congreso y por el Estado. No nos pueden mandar ahora a nosotros a negociar con los bancos. Es una pelea muy desigual, tenemos todas las de perder”, sentenció.

“No concibo la idea de perder mi casa. Está en juego no sólo nuestra calidad de vida, sino también nuestra salud mental y física. A los que perdieron su trabajo por la pandemia, se les suma el riesgo de perder la casa”, sentenció el joven deudor hipotecario.

Comentarios