Provinciales

Tarefera inició huelga de hambre frente a Desarrollo Social

cargando anuncio

Dos delegadas de tareferos de Montecarlo piden asistencia frente al ministerio que conduce el precandidato Lisandro Benmaor y revelaron que sus pasajes fueron pagados por el director de Acción Social del municipio, Jorge Núñez.

Tarefera inició huelga de hambre frente a Desarrollo Social

Dos delegadas de tareferos de Montecarlo piden asistencia frente al ministerio que conduce el precandidato Lisandro Benmaor y revelaron que sus pasajes fueron pagados por el director de Acción Social del municipio, Jorge Núñez. Señalaron que les dijo que desde el Ministerio “no lo escuchan”. Una de las trabajadoras inició una huelga de hambre para visibilizar la protesta.POSADAS y MONTECARLO. Dos delegadas de tareferos de Montecarlo reclaman asistencia económica y alimentaria frente al Ministerio de Desarrollo Social de Misiones, y una de ellas inició una huelga de hambre. Manuela Aranda y Liliana Rodríguez, revelaron a MisionesCuatro que no tienen recursos para regresar a Montecarlo y los pasajes fueron pagados por el Director municipal de Acción Social, Jorge Núñez. Y aseguraron que este funcionario del municipio de Montecarlo les dijo que el Ministerio que conduce el precandidato Lisandro Benmaor, no atiende a sus pedidos para el sector, y por tal motivo, accedió al pago de los pasajes. Con esta decisión, trasladó el conflicto desde el municipio al Ministerio provincial.

En diálogo con MisionesCuatro, Rodríguez dijo que después de una asamblea de trabajadores el pasado viernes, decidieron reclamar ayuda a la Dirección de Acción Social, y Núñez, “nos explicó que no podía hace más nada, porque acá no lo escuchaban. Nos entregó dos boletos municipales para que nosotros vengamos y hablemos con el señor Roa, porque a él no le atendían los teléfonos . Viajamos a las 4 de la mañana, el señor nos atendió en los pasillos. Entregamos las planillas para rendir cuentas de tres meses (de trabajo). Y le expliqué la situación: los tareferos están mal, no trabajan; hay madres que tienen una AUH y les viene 2 o 3 mil pesos de luz; hay chicos durmiendo sobre tablones, no tienen colchón ni frazadas. Necesitamos una ayuda de uds. Que nos entreguen 700 módulos (alimentarios)”, precisó la tarefera, pidiendo además, un compromiso del gobierno con la entrega de 450 módulos de manera permanente, para las mujeres que tarefean sin salario (en negro) y para los desocupados.

La referente del sector contó que Roa no volvió a verlas sino que envío a un secretario para que les entregue dinero para los pasajes de regreso. “Agarré la plata pero le dije que iba a hacer la huelga de hambre acá afuera. Nos tienen que escuchar. Somos gente humilde, trabajadora y tenemos que trabajar. Soy madre de 7 hijos y mi marido es tarefero. En un mes trabajó 15 días, no están trabajando feriado y no se paga como corresponde porque los contratistas dicen que la cosa está mal. Vine decidida a hacer la huelga de hambre y soy diabética y celíaca, pero voy a hacer la huelga por los chicos que están mal”, sentenció Rodríguez, al tiempo que acotó que no les sirve hacer cortes de ruta en Montecarlo, porque el municipio se desentiende del reclamo y apunta a Desarrollo Social como el organismo que se tiene que hacer cargo del reclamo.

La referente advirtió que no saben qué tipo de cobertura provee Acción Social de Montecarlo, porque cada vez que los cosecheros de la yerba van a solicitar algo, les responden que no tienen recursos. “No nos asisten, es una falta de respeto. Nuestras madres no tienen que sufrir si tenemos una dirección de acción social”, criticó la dirigente, afligida por la situación de los desocupados de Montecarlo.

Por otra parte, Rodríguez denunció que los módulos alimentarios que reciben son “clandestinos” porque quien entrega los bolsones, no muestra ningún remito, y la mercadería llega en mal estado. “Él (por Roa) dice que entregaron siete tandas pero a nosotros no nos llegó nada”, contó la mujer. “‘Vayan a Posadas, vayan a casa de gobierno’, nos dijeron”, advirtió la dirigente.

La vocera dijo que no le preocupa su salud, pero que el gobierno debe cumplir con la asistencia que corresponde a los trabajadores, muy afectados por las lluvias y la reducción en los días de cosecha –lo que incide negativamente en los salarios porque el pago es por producción, es decir, trabajo a destajo. “Por cómo nos atendió (Roa), no hay más tandas. Entonces le dije a mi compañera: ‘voy a hacer una huelga y tienen que solucionar los problemas porque somos personas. ¿Dónde están los Derechos Humanos y los derechos de la niñez?”, sentenció la mujer.

“El derecho de la niñez está en el bolsillo de los papás. Si los papás tienen, los niños van a comer y tener atención médica”, remató la mujer, apuntando a las contradicciones de la sociedad capitalista y la ausencia del estado misionero para paliar la desigualdad y marginación social.

Comentarios