Provinciales

Una esperanza para el yaguareté

cargando anuncio

Tres cachorras nacieron en un centro ubicado en la provincia de Buenos Aires. Ya suman cinco nacimientos en seis meses.

Una esperanza para el yaguareté

Tres cachorras nacieron en un centro ubicado en la provincia de Buenos Aires. Ya suman cinco nacimientos en seis meses.El yaguareté es una especie en peligro de extinción. En Argentina quedan solo 200. De ellos, 90 están en Misiones. Los cazadores furtivos son los máximos enemigos para su vida, también los conductores que se desplazan a alta velocidad en las rutas de las zonas protegidas.

Tal es el caso del automovilista que atropelló y mató este fin de semana a una hembra preñada dentro del Parque Urugua-í, ubicado en el norte de la provincia, a 250 kilómetros de Posadas.

Como esperanza de reproducción y preservación de estos felinos amenazados, la ONG “Eco de América” -ubicada en Rivadavia, a 489 kilómetros de CABA- ha logrado cinco nacimientos de yaguareté en cautividad en lo que va del semestre.

Misionescuatro.com entrevistó a su director, el biólogo Adelmar Funk, para conocer cómo desarrollan esta tarea a favor de la ecología.

“El deterioro de los espacios naturales es gravísimo para la especie, por eso trabajamos en su conservación ex situ, es decir, fuera de la selva –relató Funk-. Estamos abocados a un importante banco genético con potencialidad para devolver a la naturaleza cuando sea posible”, afirmó.

El centro de cría cuenta con tres hembras y un macho que fueron rescatados de zoológicos de la provincia de Buenos Aires hace dos años.

El primer descendiente en nacer fue Hory, el 9 septiembre de 2017, luego se produjeron dos partos más. El 27 de diciembre llegó al mundo Eia. En tanto, el 11 de febrero del 2018, “Jasy” (Luna, en guaraní) dio a luz a tres cachorras que se llaman “Kurahy” (Sol), Ysapy (Rocío) y Pukavy (Sonrisa), nombres tomados de la cultura guaranítica.

Fecundación natural

La fecundación se realiza por apareamiento, no utilizan inseminación asistida. Las hembras se encuentran en espacios individuales y conviven con sus crías hasta el quinto mes. “Tratamos de que pasen el mayor tiempo juntos”, dijo el ecologista.

Con respecto a las posibilidades de reintroducción de los animales a su hábitat natural, Funk afirmó que el gobierno argentino no autoriza a realizarla en todo el territorio.

“Dicha posición se basa en el hecho de que no se han solucionado las causas que llevaron a nuestro gran felino a la situación de precariedad en la naturaleza, por lo que tampoco se tendría una garantía de sobrevida de los animales que se liberen”, argumentó.

Sin embargo la intención de esta organización no es resignarse sin hacer nada, por lo tanto su programa de trabajo consiste en tener ejemplares aptos para devolver a la selva cuando sea posible.

“Cada yaguareté que nazca en nuestra institución estará disponible para repoblar nuestros espacios naturales con capacidad de alojarlos, justamente para eso trabajamos, pero no podemos asegurar si los liberados serán hijos, nietos o bisnietos de los padres que hoy están engendrando. De momento, somos los únicos que, con mucho esfuerzo, estamos reproduciendo la especie”, concluyó Funk.

Leé también: En Misiones quedarían unos 90 ejemplares de Yaguareté 

VB

Comentarios