Regionales

En la pospandemia, “la gente se volcó mucho más a los eventos al aire libre”, afirmó músico chamamecero

cargando anuncio

Alfredo Salazar, integrante del grupo “Los Teyú” de Colonia Liebig, sostuvo que tras dos años de encierro y videos por Zoom, la población del litoral se desahoga con el baile, las reuniones y los asados, por lo que están trabajando mucho. Además, la provincia de Corrientes los convocó para el proyecto Chamamé 2.0 para tocar en plazas, promoviendo el estilo musical declarado “patrimonio de la Humanidad”.

En la pospandemia, “la gente se volcó mucho más a los eventos al aire libre”, afirmó músico chamamecero

APOSTOLES. Luego de presentarse en la radio Social Club de Apóstoles, Alfredo Salazar del grupo “Los Teyú”, dialogaron sobre lo que significó volver a tocar al aire libre después de casi dos años de confinamiento social por las medidas preventivas decretadas por el gobierno nacional contra la expansión del coronavirus (Covid-19) la pandemia que llegó al país en Marzo del 2020.

“Nos había invitado Mario Quirós para hablar un poco de la banda”, contó Salazar sobre la participación de Los Teyú en el programa del periodista en la radio Social Club, interpretando “Apóstoles Tierra Bendecida”. “Todo lo que hacemos, lo hacemos con mucho amor y respeto por los autores”, aclaró Salazar.

La versión del tema “tuvo muy buena repercusión así que estamos más felices que nunca”, aseveró el artista al programa Mejor de Tarde, que se emite por MisionesCuatro,

Al ser consultados al respecto, Salazar reveló que con su pareja Nerina –la cantante de Los Teyú– provienen de Rosario (Santa Fe), y comenzaron con la banda en 1999. Ese año, “vinimos por cuestiones de trabajo a Apóstoles, donde vivimos durante 5 años. Y nos mudamos a Colonia Liebig, Corrientes. Me acompaña mi compañera de vida, Nerina, llevamos 26 años casados y siempre con la música”, contó el músico.

“Al llegar a esta zona y ver tanta majestuosidad, de lo verde, quedamos impresionados. Venimos a trabajar como músicos en la embajada de Playadito. A través de esa empresa pudimos recorrer todo el país y en particular, el Litoral. Conozco más Misiones que mi propia provincia”, confió Salazar a este medio.

La pospandemia y la necesidad de la población, de reencontrarse y participar de espectáculos al aire libre

Para este músico, la pospandemia favoreció a la banda, porque después de casi dos años de confinamiento social, el público en general prefiere los espectáculos y actividades al aire libre. “Después de la pandemia, hubo un barajar y dar de nuevo para todos los que trabajamos con la música regional. El desahogo de la gente del Litoral es el baile, juntarse a comer un asado y disfrutar de la música”, expresó Salazar.

“A nosotros parece que nos favoreció, estamos trabajando mucho. Estuvimos en varios festivales, en el festival de la Yerba Mate, en Noviembre. También en San Carlos (Corrientes), en el festival de pueblos de Frontera y en Ituzaingó. Estamos felices, porque después de lo que pasó el mundo con la pandemia, la gente se volcó mucho más a los eventos al aire libre”, enfatizó.

Sin olvidar que participaron con Los Teyú de la Fiesta Nacional del Chamamé en 2003, 2008 y 2011, Salazar insistió en que tienen una agenda cargada para los primeros meses del año, aunque no en Misiones. “Vamos a estar en el corazón del chamamecero correntino, que se hace en Mburucuyá a principios de febrero. Hasta febrero no tenemos nada en Posadas y Misiones”, detalló.

Por otra parte, Salazar reveló que trabajan para el área de Cultura de Corrientes, y dijo: “estamos afectados a las plazas con el proyecto Chamamé 2.0”.

Finalmente, Salazar prometió otra visita a la radio apostoleña Social Club, porque “estamos terminando de grabar temas nuevos”.

Comentarios