Regionales

Niña wichí de 11 años quedó embarazada tras abuso y está internada

cargando anuncio

Las autoridades de Chaco evaluaron la alternativa del aborto no punible pero la paciente y su madre la rechazaron.

Niña wichí de 11 años quedó embarazada tras abuso y está internada

Las autoridades de Chaco evaluaron la alternativa del aborto no punible pero la paciente y su madre la rechazaron.

El caso de abuso sexual de una nena wichí de 11 años, embarazada de 23 semanas, sorprendió a las autoridades del centro sanitario del norteño municipio de Miraflores, en Chaco.

La víctima vive con su familia en el paraje Techat II y la situación fue conocida por un agente sanitario y la directora del hospital, Evelin Pittau, quien denunció el hecho el 5 de diciembre ante la Fiscalía Penal de Juan José Castelli.

La situación fue detectada por el personal del Ministerio de Salud y hasta ese momento no tuvo ningún control del embarazo. Por el momento se están investigando las circunstancias en que fue abusada sexualmente.

La chica fue atendida en el hospital de Castelli y, según lo informado, se evaluó la alternativa de la interrupción voluntaria del embarazo, lo cual habría sido rechazado por la paciente y su madre. “Su estado de salud es bueno y el lunes pasaría al hogar de tránsito ‘Teresa de Calcuta’ y continuará con controles pero su estado será ambulatorio”, indicaron fuentes del ministerio.

Una fuente judicial indicó que el procurador del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Canteros, dijo que la fiscal Raquel Maldonado citó a la madre de la víctima para que, con un traductor, se aporte más información en la investigación del caso.

Respecto al culpable del abuso, Canteros dijo que “no hay ninguna prueba” para vincular a un miembro de la familia y que la madre no hizo la denuncia contra su pareja porque “no tiene certezas, ni dijo que él sería el autor”.

Otra fuente apuntó que la fiscal Maldonado dispuso otras medidas procesales que están sujetas a la autorización médica que permita a la nena declarar frente a una cámara Gessel y la realización de una prueba de ADN.

Una historia repetida en Chaco

El pasado 7 de noviembre, otra nena wichí de 13 años llegó con un embarazo de siete meses al hospital “Julio C. Perrando” de Resistencia, tras haber sido abusada. Tenía un cuadro grave de neumonía y desnutrición. Su situación se complicó después de que le hicieron una cesárea de urgencia y murió horas después de la operación. El bebé prematuro tampoco logró sobrevivir.

La chica había llegado al centro médico en una ambulancia proveniente de El Sauzalito, una localidad distante a más de 430 kilómetros de la capital chaqueña. Solamente una tía de ella la acompañaba en el Hospital Perrando.

Según trascendió, no iba a la escuela. No tenía madre y vivía con un hombre de 19 años. “Es una problemática repetida. En la comunidad indígena, una vez que la mujer menstrúa se considera que está lista para tener relaciones sexuales”, señaló Rolando Núñez, coordinador del Centro Mandela de DD.HH.


TN/ vm.

Comentarios