Salud

Las Cardiopatías Congénitas afectan a uno de cada 100 recién nacidos en la Argentina

cargando anuncio

El mismo día que se celebra San Valentín se pone el foco también en los corazones de otra manera, los que nacen con algún tipo de malformación.

Las Cardiopatías Congénitas afectan a uno de cada 100 recién nacidos en la Argentina

El día Mundial de las Cardiopatías Congénitas se conmemora cada 14 de febrero. Esta fecha fue creada con la finalidad de realizar una jornada mundial para concientizar sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento oportunos, para garantizar una mejor calidad de vida a los pacientes afectados.

Las cardiopatías congénitas ocurren cuando desde las primeras semanas de vida intrauterina, el corazón sufre un desarrollo anormal. Un grupo de los bebés que las padecen mueren por esta causa, otros, en cambio, necesitan ser sometidos a muy temprana edad a una cirugía y luego a un tratamiento. Muchos sobreviven y llegan sin problemas a la vida adulta.

Uno de los principales objetivos en este día es informar a la población sobre los avances en el diagnóstico, tratamiento y pronóstico en este grupo de patologías.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, la cardiopatía congénita es la anomalía congénita más común y la primera causa de muerte en el primer año de vida. Se estima que uno de cada cien recién nacidos presenta una cardiopatía congénita. En Argentina nacen al año unos 7 mil niños y niñas con esta patología.

Además, la difusión y el conocimiento de esta problemática favorecen la detección precoz (en la etapa prenatal y neonatal) y el acceso a un tratamiento oportuno, que son las principales medidas para disminuir la mortalidad y mejorar el pronóstico en estos pacientes

Las cardiopatías congénitas no se pueden prevenir, por eso mismo es fundamental diagnosticarlas de manera temprana, porque esto permite acceder a tratamientos que brindan una mejor calidad de vida.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina, uno de cada 100 niños recién nacidos es portador de una cardiopatía congénita. Pueden ser heterogéneas en su anatomía y en su forma de presentación, y en la necesidad de tratamiento y seguimiento.

De acuerdo a estimaciones oficiales, la mitad de los casos necesita una cirugía durante el primer año de vida –por el alto riesgo que representa que se desarrollen- y la mayoría puede ser reparada. En general, sólo un 20% de los casos requiere una reintervención.

Comentarios