Internacionales

Las hipótesis de la desaparición del yate con dos argentinos a bordo

cargando anuncio

Un amigo del dueño del barco, que colabora en la búsqueda, contó los detalles que le llamaron la atención y por qué no se descarta ninguna posibilidad.

Las hipótesis de la desaparición del yate con dos argentinos a bordo
Foto vía @infobaeamerica

Matías Boveda, amigo del dueño del yate desaparecido en el Caribe, esbozó tres hipótesis sobre lo que podría haber pasado con la embarcación. Además de señalar que la ruta en la que navegaba el barco es “difícil”, recordó que días antes habían tenido un problema con el generador eléctrico y también consideró la posibilidad de que hayan sido sorprendidos por alguien.

Bóveda es amigo de Carlos Juárez, dueño del barco en el que también viajaba el argentino Renzo Spasiano, y está colaborando con la búsqueda. “Es una ruta que no es fácil”, advirtió en primer lugar. Respecto al clima, dijo que a pesar de que es una época que es temporada de huracanes, no había fenómenos de este tipo registrados en los últimos 10 días, ni en los siguientes a la partida del yate.

Por otro lado, recordó que cuando pararon a repostar combustible en Jamaica, tenían un problema con el generador eléctrico, que le da energía al barco, pero que lo pudieron solucionar “en gran parte”.

Una ruta difícil, un problema eléctrico y el temor a la piratería: las hipótesis de la desaparición del yate con dos argentinos a bordo

Consultado sobre la posibilidad de que este haya sido el problema que tuvo el barco para dejarlos incomunicados respondió que es un tema que podrían resolver sin problemas. “La falla en el generador puede dejarlos incomunicados, pero en un 80%, porque al no tener energía y si se quedan sin motores, no pueden realizar la carga de los teléfonos celulares”. No obstante, agregó que ellos tenían un aparato que emite una señal satelital y no se apaga, a menos que el propietario lo haga.

Bóveda explicó que esa señal es internacional y que debería detectarse a través de un radar si es que alguien no la desactivó. Sin embargo, se comunicaron con la compañía que detecta las señales y no registraron nada.

Esto es lo que le llama la atención a Bóveda, por lo que sospecha que alguien podría haberse subido a la embarcación. Más allá de esto, no cree que haya sido un acto de piratería, porque al ser una ruta de barcos cargueros hay programas de seguimiento marítimo.

Sin embargo, advirtió: “No dejamos a un lado que hayan sufrido algún tipo de piratería en Haití, por la situación del país. Él fue a hacer ayuda humanitaria y ahí cualquier persona quisiera salir de la isla”. Asimismo, describió una situación que le llamó aún más la atención. La última noche en Haití los obligaron a dormir en un hotel. “Entre capitanes sabemos que el barco no se abandona jamás”, subrayó.

Su sospecha, aunque es sólo una conjetura, es que en ese momento alguien le haya hecho algo al barco o que alguien se haya escondido dentro de la embarcación, informó el portal TN.

Comentarios