Policiales

A machetazos, intentaron desalojar a madre soltera

Valeria Galeano, es una madre soltera que se quedó en la calle junto a sus dos hijos, tras buscar ayuda en distintos organismos sin resultados, decidió ocupar una casa abandonada en el Barrio A-4. Días después, el supuesto propietario llegó al lugar y la atacó con un machete. “Temo por mi vida”, dijo entre sollozos la mujer.

A machetazos, intentaron desalojar a madre soltera

Valeria Galeano, es una madre soltera que se quedó en la calle junto a sus dos hijos, tras buscar ayuda en distintos organismos sin resultados, decidió ocupar una casa abandonada en el Barrio A-4. Días después, el supuesto propietario llegó al lugar y la atacó con un machete. “Temo por mi vida”, dijo entre sollozos la mujer.POSADAS. Luego de separarse, Valeria Galeano quedó en situación de calle junto a sus dos pequeños hijos de 7 y 2 años, pidió ayuda en distintos organismos pero la respuesta fue la indiferencia. En medio de la desesperación, Valeria decidió ocupar una vivienda abandonada en el Barrio A-4. “Esta casa está abandonada desde hace muchos años. Estoy hace cinco días, me metí acá porque no tengo dónde ir”, dijo angustiada.

Pero su situación empeoró este miércoles cuando llegó al lugar el supuesto propietario del inmueble. “Vino, me amenazó de muerte, le agredió a un señor que me estaba colocando los focos enfrente. Me lastimó, tengo moretones en el brazo, las manos lastimadas, me agarró del cuello, están los vecinos de testigos”, relató.

“No vino a hablar. Apareció, echó el portón, empezó a agredir a todos con un machete, me lastimó y me dijo que si no me iba, me iba a pegar un tiro. Yo temo por mi vida porque soy una madre soltera, tengo una nena de 7 años y un nene de 2”, contó entre sollozos.

La mujer apuntó a Oscar Daniel Báez como el agresor y señaló que se trata del dueño de la empresa de limpieza SIP Armas, esposo y padre de las mujeres vinculadas a las muertes de Ricardo Caballero y Andrea Itatí Pérez. “Tiene plata por eso es el problema. Tiene propiedades por todos lados”, agregó.

“Recorrí todo Posadas y nadie me dio una solución”, dijo Valeria Galeano. “No quise meterme a la fuerza, pero no tengo dónde ir”, añadió. La mujer afirmó que está dispuesta a pagar un alquiler por el inmueble o hacerse responsable de pagar las deudas vigentes.

La palabra de los vecinos: “Era un aguantadero de borrachos y falopas”

Carla, una vecina del barrio, reveló a Misiones Cuatro que la casa disputada está totalmente abandonada hace 3 años, “había mugre, basura y estaba todo roto. Era un aguantadero de borrachos y falopas, eso es lo que los vecinos no queremos, preferimos que haya una familia, sabiendo que es una mamá con sus chicos, que va a ser responsable y va a cuidar”, sostuvo.

Comentarios