Policiales

“Si hubiera justicia los asesinos de Diego estarían tras las rejas”

cargando anuncio

Las duras declaraciones son de Nancy, la suegra de Diego Da Silva Rivero (25), el muchacho golpeado por una patota en la chacra 96, que agonizó por dos meses y medio. “Los asesinos siguen caminando por la chacra 96 como si nada”, dijo la mujer, quien criticó al juez Fernando Verón.

Compartir
Compartir articulo
“Si hubiera justicia los asesinos de Diego estarían tras las rejas”

[vc_row][vc_column][vc_media_grid grid_id=”vc_gid:1484832600093-744f1db7-d744-4″ include=”87950,87949,87951″][vc_column_text]POSADAS. En medio del velatorio de Diego Da Silva Rivero (25), el muchacho asesinado por una patota en la chacra 96, Nancy, su suegra, habló con MisionesCuatro, expresando su dolor y haciendo un fuerte reclamo de justicia. La mujer remarcó que continúan libres algunos de los involucrados en la agresión ocurrida en la madrugada del domingo 23 de Octubre del 2016. En este sentido, la suegra de la víctima cuestionó al juez de la causa, Fernando Verón, por no investigar a fondo e ordenar las detenciones de los dos patoteros que “caminan  por la chacra 96 como si nada” y hasta llegan a burlarse de la familia Diego.

Por otra parte, Nancy criticó la derivación de Diego, del Hospital Madariaga al Hospital de Fátima, donde terminó falleciendo, este miércoles al mediodía, víctima de una infección generalizada. Además, la mujer insistió en que su hija, Antonella, de 20 años, se quedó sola con tres niños y sin trabajo, por lo que su situación es crítica. Diego era el sostén de hogar y tras quedar internado en coma a raíz de la brutal agresión, su familia no ha recibido ningún tipo de asistencia económica o psicológica, ni del Ministerio de Desarrollo Social ni del Ministerio de Derechos Humanos.

“Estuvo prácticamente dos meses en coma. Salió y le pasaron a sala”, contó Nancy sobre la situación de Diego, quien nunca recobró plenamente la conciencia, aunque estaba en proceso de alta y tratamiento ambulatorio. Pero, este lunes, “sin aviso previo lo llevan al hospital de Fátima. Ahí la atención es pésima, se fue descompensando y fue a terapia intensiva porque agarró una infección generalizada”, relató Nancy sobre los últimos momentos de vida de su yerno.

Según la mujer, Diego “apretaba la mano, miraba y hacía señas”, aunque no podía hablar y, según las previsiones, iba a quedar con secuelas neurológicas de por vida.

Nancy recordó que la muerte de Diego huérfanos a sus tres hijos, Facundo (5 años), Jazmín (4 años) y Benjamín, (18 meses). “La Justicia misionera no sirve. Hace casi tres meses que Antonella no recibió asistencia de Derechos Humanos. Sólo una cooperativa le alcanza alimentos. Nadie se acercó a ver qué necesitaba ella. Diego era el sostén de esa familia y Antonella queda con tres chicos y sin trabajo”, enfatizó la mujer, quien remarcó la actitud solidaria de las personas.

“Recibimos más apoyo de la gente que de las instituciones”, afirmó la mujer.

[/vc_column_text][vc_column_text]“Es feo estar en la situación de Antonella. Los chicos están mal, sobre todo, los más grandecitos. Facundo se para al lado del padre y le dice, ‘levántate’. Es horrible la situación”, contó Nancy entre llantos, describiendo la cruda situación en la que el niño está cerca del cuerpo de su padre, sin entender plenamente el significado de la extinción de la vida. Diego fue velado en su propia vivienda en la chacra 96 y será inhumado a las 13.30 de este jueves.

Sobre el final de la entrevista, Nancy formuló un encendido reclamo de Justicia y anticipó que podría haber marchas y movilizaciones para que sean encarcelados todos los involucrados en la causa, que en principio era por “lesiones graves” y ahora es por “homicidio”. “Los asesinos siguen caminando por la chacra 96 como si nada”, lanzó la mujer en tono crítico hacia el juez de instrucción, Fernando Verón, a quien responsabiliza por la impunidad con la que se mueven los temibles patoteros de la chacra 96

“No pueden estar con arresto domiciliario mientras Diego está en un cajón”, puntualizó Nancy, en referencia a la situación de uno de los cuatro involucrados. “Que Verón haga algo. Uno está preso, pero no fue sólo uno. Otro está con prisión domiciliaria y dos ‘carachentos’ están libres y se ríen de nosotros. Que Verón no se digna a firmar la detención para ellos”, clamó Nancy, en tono crítico hacia el juez.

“Para nosotros la justicia no existe. Si existiera los que le hicieron esto a Diego, estarían tras las rejas”, sentenció la mujer, que no descartó que se realicen marchas pidiendo por la detención de los homicidas, si se mantiene esta situación.

Cabe recordar que Diego Da Silva fue atacado por al menos cuatro jóvenes, quienes le pegaron un botellazo y lo patearon salvajemente en la cabeza, estando el joven tirado en el suelo, en la zona de la avenida Ituzaingó y calle 97. Diego intercedió por una joven a quien estaban intentando robarle una motocicleta y los patoteros le dieron una feroz golpiza. Diego agonizó por 2 meses y 22 días, en los hospitales Madariaga y Fátima.

Los cuatro agresores fueron imputados por “lesiones graves”, pero dos son menores de edad, por lo que fueron reintegrados a la guarda de sus padres. Ahora, con la muerte de Diego –será enterrado este jueves a las 13.30-, cambia la carátula de la causa que pasa a ser “homicidio”. Resta determinar si se trata de un homicidio simple (doloso) o un homicidio culposo con dolo eventual –es decir, que los agresores no tenían la intención de matar al joven.

 

Te puede interesar:

Murió Diego Da Silva, el joven herido a botellazos en Chacra 96

Justicia por Diego: vecinos de la Chacra 96 advierten que seguirán cortando calles

Desarrollo Social y Derechos Humanos no asisten a la familia de Diego Da Silva

[/vc_column_text][vc_facebook type=”button_count”][vc_tweetmeme][vc_column_text]Oxt.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comentarios