Policiales

Violación en Oberá: “Si yo llegaba 10 minutos más tarde, mi hija se moría desangrada”

cargando anuncio

Reveló, en diálogo con Misiones Cuatro, el padre de la menor abusada sexualmente en una fiesta de fin de curso, realizada en una casa de familia el pasado 30 de noviembre. La niña tuvo una hemorragia que casi le costó la vida. El padre denunció “contención cero” desde la Comisaría de la Mujer y la Justicia.

Violación en Oberá: “Si yo llegaba 10 minutos más tarde, mi hija se moría desangrada”

Reveló, en diálogo con Misiones Cuatro, el padre de la menor abusada sexualmente en una fiesta de fin de curso, realizada en una casa de familia el pasado 30 de noviembre. La niña tuvo una hemorragia que casi le costó la vida. El padre denunció “contención cero” desde la Comisaría de la Mujer y la Justicia.OBERÁ. En las últimas horas se conoció el caso de una niña de 14 años que fue abusada sexualmente en una reunión de fin de año que se realizó el 30 de noviembre en la casa de una compañera de curso. El ataque fue tan brutal que la niña estuvo al borde de la muerte.

En diálogo con Misiones Cuatro, su padre relató: “Yo personalmente le llevé a las 9 de la noche a la casa de un padre a un encuentro con sus amigos de curso, iban a comer unas pizzas”.

“A las 2 la fuimos a buscar con mi señora, ella nos pidió para quedarse un rato más. A las 3 cuando sale la vimos apresurada, muy agitada. Llegamos a casa, dijo que se había indispuesto, se fue a duchar, entra mi señora y ve la hemorragia”, continúo.

En medio de la desesperación, llevaron a la niña al hospital, “Estaba con convulsiones. Le hicieron una cirugía. Ahí me dijeron que fue un abuso”, relató.

“El doctor nos dijo que le dieron algo de tomar para que pierda el conocimiento y no sienta dolor, porque por la lesión que tenía, una persona normal no soportaría el dolor”, contó.

Leé también: Violaron a una nena tras una fiesta de fin de curso

El último recuerdo

Según le manifestó la niña a sus padres, el último recuerdo que tiene de la reunión con sus compañeros de curso fue que le dieron de tomar algo “con gusto raro”. El siguiente recuerdo que tiene es cuando sus padres pasaron a buscarla.

El cuadro

Desgarro vaginal con peritonitis en evolución.

El relato de los dueños de casa

El padre de la víctima afirmó que una vez que la menor fue atendida, él se dirigió a la casa donde se habían reunido los adolescentes. “Me atendió el señor. Le pregunté si mi hija había salido de su casa, me dijo: ‘Tu hija estuvo acá toda la noche’. No podían creer que eso había pasado en su casa. Le pedí la lista de los chicos que estuvieron ahí. Tres horas después me llamó y me dijo: ‘En el baño de casa encontramos un preservativo, sangre en el piso y una toalla con manchas de sangre’. No quedan dudas que fue en esa casa”, aseguró.

Contención cero

“Tuvimos contención cero, si no tuviéramos los medios para brindarle asistencia psicológica, no la tendría”, señaló.

La menor se está recuperando favorablemente y está medicada. Mientras tanto, los padres recorren los pasillos del juzgado buscando respuestas.

Violadores sueltos

El padre cuestionó que no hayan citado a declarar a la menor a 19 días del aberrante hecho. “La jueza me dijo que faltaban elementos para tener la Cámara Gesell”, recalcó.

 “Desde las 7 de la mañana estoy dando vueltas y me dijeron ‘Si no sale la Cámara Gesell para esta semana, van a tener que esperar hasta febrero”, se quejó.

“Hay uno, dos, tres violadores que empastillan a las chicas, pasaron 19 días y siguen haciendo de las suyas”, criticó.

Comentarios