Política

Macri se hizo cargo de los problemas económicos

El presidente Mauricio Macri manifestó durante una entrevista televisiva que se hace cargo «más que ninguno» de la difícil situación económica que vive el país, al tiempo que criticó a dirigentes como Roberto Lavagna por «falta de autocrítica» y de Cristina Fernández de Kirchner porque «niega la realidad».

Macri se hizo cargo de los problemas económicos

El presidente Mauricio Macri manifestó durante una entrevista televisiva que se hace cargo «más que ninguno» de la difícil situación económica que vive el país, al tiempo que criticó a dirigentes como Roberto Lavagna por «falta de autocrítica» y de Cristina Fernández de Kirchner porque «niega la realidad».

Por otra parte, el mandatario evaluó que su padre, Franco Macri, recientemente fallecido, cometió «un delito» al formar parte de un sistema extorsivo del kirchnerismo, en el que para trabajar había que pagar».

Durante la entrevista, Macri habló también sobre la importancia de «tener moneda» y «bajar al inflación», que forman parte del proceso de construcción de las bases de una economía sólida que es «lo que estamos haciendo».

«Todos queremos crecer, pero para hacerlo tenemos que tener moneda. Todavía no tenemos moneda porque tenemos inflación y porque tenemos presupuestos llenos de gastos que favorecen a pequeñas minorías coorporativas», dijo el presidente en diálogo con el programa La Cornisa, de América TV.

«No soy de negar la realidad, pero hay que mirar las cosas que hemos conseguido», manifestó.

Respecto del aumento de los servicios públicos, Macri apuntó que durante su gestión «han aumentado las tarifas de uno a siete, porque eran ridículas y no representaban el costo», pero marcó que «durante el kirchnerismo se quintuplicaron los cortes» y que actualmente se han logrado «reducir un 40%».

«No le puedo mentir a al gente. Si no logro que las tarifas representen el costo vamos directo a Venezuela», agregó.

«Vamos a reducir la pobreza y generar empleo, pero para eso necesitamos un sistema en el que no haya soluciones mágicas», manifestó y agregó que «la esperanza es que lo que hoy me dicen muchos dirigentes, de que éste es el camino, hagan lo mismo en público».

Consultado por su padre, Franco, dijo: «Estoy muy agradecido con él más allá de los ataques, a veces hasta públicos que me hizo. Siento orgullo y fue una gran persona».

Sin embargo marcó que, en el marco de las investigaciones por presuntas coimas en obras públicas durante la anterior gestión de gobierno, su padre «formaba parte de un sistema extorsivo del kirchnerismo, en el que para trabajar había que pagar».

«Lo que hizo mi padre era un delito», afirmó Macri, para quien este tema «hay que evaluarlo mucho» y que de eso se encargará la Justicia.

Sobre las declaraciones del conductor televisivo Marcelo Tinelli, quien hace días se expresó a favor de una candidatura presidencial del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, dijo que «cada uno tienen que hacerse cargo de lo que dice».

«El día que nos vimos no me había dicho eso, sino que estaba interesado a participar con Cambiemos en política. Habló muchas veces con María Eugenia (Vidal) y con Horacio (Rodríguez Larreta), pero no tiene que tener miedo a opinar», dijo Macri.

Sobre Lavagna, afirmó que «tendría que tener más humildad porque estuvo en todos los gobiernos anteriores».

«Fue parte de no haber sido capaz de resolver los problemas del país», dijo Macri, que apuntó que Lavagna «debería hacer alguna autocrítica» ya que, por ejemplo, «la re negociación de la deuda fue malísima» y que fue él quien «puso las retenciones a las exportaciones».

Respecto de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo: «Me parece que ella no está bien. Es una persona que niega la realidad y le echa la culpa a los demás de las cosas que ella hizo», cuando en realidad ella «tiene que hacerse cargo de las cosas que hizo».

Por último, reconoció que «no es un muy buen trabajo ser presidente» ya que «si se lo hace con el nivel de compromiso que pongo y el involucramiento que tengo con la gente, es muy duro», pero que buscará la reelección porque «la gente apostó al cambio».

«Hay gente que no entiende y que le duele», afirmó Macri, aunque dijo que a pesar de ello el está «entregando todo, el tiempo, la familia y la libertad».

«No es fácil, pero a pesar de que estoy caliente con las mentiras que se dicen, estoy convencido con las cosas que estamos haciendo», dijo Macri y apuntó que ése cambio «nos va a llevar ocho años, no tres».

«Estamos comenzando un camino. No puedo decir ‘me cansé’. No puedo abandonarlo», concluyó.

Leé también:

El aberrante caso de Rita Sofía

Más noticias
Comentarios

Más de politica

Policiales
Nacionales
General