Posadas

Mayra Bogado: “Voy a ir hasta las últimas consecuencias”

cargando anuncio

Mayra Bogado, la mujer transgénero que fue acusada de haber abusado sexualmente a un menor de edad, consiguió que le den prisión domiciliaria, tras cuatro años y cuatro meses de cárcel. Misiones Cuatro habló en exclusiva con ella, donde aseguró ser inocente y además, pidió que la justicia “haga su trabajo”.

Mayra Bogado: “Voy a ir hasta las últimas consecuencias”

La acusada actualmente se encuentra con prisión domiciliaria y tiene tobillera electrónica, está imputada de haber abusado de un adolescente en su casa: “se me acusa del abuso de un menor de 13 años que fue acá en mi casa, en septiembre de 2015”, contó.

En ese sentido agregó: “el tema es siguiente: es imposible, esa noche, en el Polideportivo había un campeonato de futsal, estaba lleno de gente, en la casa yo tenía un maxikiosko y siempre tenía mucha gente, esa noche había 10 ‘vagos’, conocidos desde hace mucho. ¿Qué pasa? Si supuestamente yo estoy abusando de una criatura, ¿cómo los que estaban ahí no van a ver?”, cuestionó Bogado.

“Los papeles hablan”

En cuanto a la causa, dijo  que “hubo muchas irregularidades en el proceso de la causa por la que se me acusa”.

Añadió que una cosa es la palabra de los jueces y lo otro, que “los papeles hablan”.

Con respecto al chico, que supuestamente fue abusado, dijo que según los estudio médicos que le realizaron, el menor ya venía siendo abusado.

En el cuerpo del adolescente encontraron semen, Mayra se hizo  el estudio de ADN, pero dijo que no es suyo: “no corresponde, no es mío”, argumentó.

Además, señaló que ejerce la prostitución, pero que nunca se relacionó con menores, solo con adultos: “Siempre respeté y me hice respetar”, señaló.

Manifestó que nunca tuvo denuncias de abuso “porque siempre me manejé de una forma muy correcta”.

La lucha por la verdad

Con respecto al proceso judicial expresó: “voy a ir hasta el fin, hasta las últimas consecuencias, por cuestiones simples y sencillas: no cometí lo que me están acusando, esa es la verdad”.

Y agregó: “una es mi verdad y otra la que dice los papeles, son cosas similares, una cosa es que escuchen de tu boca y otra que la vean, son papeles que están firmados”.

Por último, dejó un mensaje a la justicia: “hagan el trabajo, el que tengan que hacer realmente, lo que corresponde, que se guíen en la ley y no en lo que ellos piensan”.

La entrevista

Comentarios