Provinciales

Adicciones: advierten que en la zona centro no hay lugar de internación

cargando anuncio

Previa Informativa habló con José Domingo Fabio, coordinador de la Pastoral Diocesana contra las Adicciones de Oberá, sobre la problemática.

Adicciones: advierten que en la zona centro no hay lugar de internación

OBERÁ. La trágica muerte de un joven de 14 años, que se quitó la vida en el año 2015, sumado a la falta de contención y respuestas a la problemática de las adicciones, terminó en la creación de una coordinadora pastoral diocesana contra las adicciones.

Todo comenzó con charlas en los colegios primarios y secundarios de la ciudad, y ante la falta de un lugar alternativo de atención para la demanda, en el año 2016, un convenio con Salud Pública asignó a un psicólogo y psiquiatra del hospital Samic y pudieron comenzar con la atención los días jueves.

Dada la demanda, se amplió a dos días y posteriormente se reconstruyó un espacio de la guardería de la catedral San Antonio, donde la atención pasó a ser diaria con dos médicos psiquiatras, cinco psicólogos, dos trabajadores sociales y un psicopedagogo, además de los voluntarios de la iglesia católica y de otros credos religiosos.

En diálogo con Previa Informativa, José Domingo Fabio, coordinador de la Pastoral Diocesana contra las Adicciones de Oberá, adelantó que a la fecha tuvieron alrededor de 13 mil consultas, 852 historias clínicas, siendo el paciente más joven de 5 años y el mayor de 70 años.

“Aumenta la demanda y hay muchos que están escondidos, familias que no quieren admitir, otros que no quieren allegarse y otros que por cuestiones de transporte no pueden venir”, dijo Fabio quien explicó que la Diócesis de Oberá abarca toda la ruta 14 y por el río Uruguay desde el Soberbio hasta San Javier.

Consultado sobre los grupos etarios a los que afecta el consumo problemático de drogas, Fabio dijo que la mayor cantidad es de jóvenes de 20 años, aunque, según los profesionales, muchos arrancan a los 12 años.

“Es una necesidad que la Zona Centro tenga un lugar de internación. No tenemos donde derivar los chicos intoxicados o para rehabilitación y con una comunidad terapéutica donde se le enseñe algún oficio y pueda reinsertarse”, aclaró Fabio.

Comentarios