Provinciales

Para Semeguen, la solución a la crisis yerbatera está en Buenos Aires

cargando anuncio

Para el Director de la Yerba y el Té, José Semeguen la solución a la presente crisis debe venir del gobierno nacional, de la mano de la cupificación de las cosechas. El funcionario desligó a la provincia de los incumplimientos de precios y la operatoria en negro.

Para Semeguen, la solución a la crisis yerbatera está en Buenos Aires

POSADAS. “Si no se encuentra un principio de solución, esto se va a seguir agravando”, opinó el Director de Yerba y Té, José Semeguen, sobre la crisis yerbatera que desembocó en cortes de ruta en Misiones, por parte de tareferos que no pueden trabajar. El funcionario explicó que frente a los abusos de la industria, que está pagando precios muy por debajo del piso establecido por el INYM, los productores no quieren cosechar y esto deja sin opciones laborales a los cosecheros de la yerba. Y sostuvo que el “Estado Provincial está trabajando muy firmemente, pero no acá, sino en Buenos Aires”, pues, según él, las soluciones sólo pueden llegar desde Nación. Para Semeguen, la provincia no puede hacer nada frente a los incumplimientos de precios y la operatoria en negro que se registran en Misiones, en perjuicio de agricultores y trabajadores rurales.

“Se está agravando la situación. Ayer el INYM estaba reunido. Debemos confiar en que ahí se encuentre un principio de solución al problema que se está viviendo hoy, el incumplimiento de precios”, expresó Semeguen en diálogo con MisionesCuatro. “El último precio (fijado por el INYM) era de 5,10 pesos, de contado. Pero (los molinos) les hacen descuentos y otras cuestiones y terminan pagando 3 o 3,50 pesos. Eso está dejando intranquilos a los productores, que no quieren cosechar hasta que se empiece a solucionar. Y los tareferos viven de este trabajo y por eso están haciendo presión en la ruta”, explicó el funcionario provincial.

Semeguen desligó al gobierno de la provincia, de cualquier responsabilidad en la presente situación, pese a que Misiones está representada en el INYM a través del Director Ricardo Maciel. “El Estado provincial está actuando muy firmemente, pero no acá, en Buenos Aires. De allá tiene que venir un principio de solución”, opinó Semeguen, quien recordó que han venido tres subsecretarios de Agricultura, sin ningún efecto. “Urriza escuchó y no hizo nada”, lanzó Semeguen, en tono crítico al Subsecretario de Agroindustria de la Nación, Luis Urriza.

En este marco, Semeguen reveló que los productores están pidiendo el INYM que se “prorrogue el inicio de esta cosecha hasta el 30 de Marzo (normalmente comienza a principios de ese mes). Con eso baja el stock y sobre todo, las grandes cadenas comerciales, van a empezar a sentir (el faltante) Y por ahí se puede empezar a solucionar. Como sobra yerba, bajan los precios”, dijo Semeguen, en referencia a los incumplimientos de la industria al sector productivo y a los tareferos.

Para el Director, la provincia no puede incidir en el incumplimiento del precio sostén de una de las principales producciones de Misiones, en momentos en que prevalece el pago con cheques a largo plazo. “Eso duele muchísimo al productor y al tareferos”, expresó el funcionario, insistiendo en que los colonos podrían aceptar cheques a 60 días, “pero no esos cheques a 180 e incluso 360 días”.

“Si no se encuentra un principio de solución, esto se va a seguir agravando”, alertó.

Finalmente, Semeguen afirmó que la cupificación de las cosechas sería una medida que ayudaría a resolver la grave crisis, pero nuevamente, desligó a la provincia de este tema. “La cupificación de las cosechas la tiene que firmar el presidente de la Nación. La yerba no se muere si no se cosecha un año. El directorio del INYM alega que no se puede negar al productor o al secadero que trabajen, porque se va a reducir el trabajo. Yo pienso que si encontramos la solución por ese lado, después vamos a vivir mejor”, concluyó.

Cabe acotar que si bien, la mayor parte de las asociaciones de productores ven en la cupificación una salida a la crisis, esta opción sería a largo plazo y por otra parte, algunos, como Luis Andruszyszyn, advirtieron que con esa medida se podría perjudicar a los pequeños productores. Oxt.

Comentarios