Política

Parte de Cambiemos se abstuvo de votar a Rovira

cargando anuncio

Algunos diputados de Cambiemos, solicitaron el derecho a abstenerse de la votación a la presidencia, destacando la necesidad de alternancia en los cargos. Los roviristas del PAyS acompañan la propuesta del oficialismo para que Carlos Rovira sea presidente por onceavo periodo consecutivo.

Parte de Cambiemos se abstuvo de votar a Rovira

Sin alternativa opositora, algunos diputados de Cambiemos, solicitaron el derecho a abstenerse de la votación a la presidencia, señalando que la misma tiene un valor simbólico y destacando la necesidad de alternancia en los cargos. Además, recordaron que 200 mil misioneros votaron al cambio y que la Cámara no está funcionando con respeto por las minorías. En la abstención, claramente, Cambiemos está priorizando cargos y contratos legislativos: votar en contra de la presidencia habría sido la postura más coherente, si se defiende la alternancia y la limitación en los periodos legislativos. Los diputados roviristas del PAyS acompañan la propuesta del oficialismo para que Carlos Rovira continúe como presidente por onceavo periodo consecutivo.POSADAS. Tras la jura de los diputados provinciales electos el pasado 22 de Octubre, un sector de Cambiemos decidió abstenerse de votar la presidencia de la Legislatura, con Carlos Rovira contando de ante manos con los votos necesarios para lograr la reelección en el cargo. Fue llamativo el disenso en el interbloque de Cambiemos, donde ocho de los diez legisladores, solicitaron ejercer su derecho a la abstención. Los dos que sí votaron, fueron los del PRO Miguel Ángel “Tati” López Vedoya y Jorge Ratier Berrondo, quienes argumentaron respetar las mayorías –López Vedoya dijo votar “con total convicción” a Rovira como presidente. Hubo chicanas de todo tipo, con los diputados kirchneristas del PAyS y dela Renovación cuestionando al gobierno nacional, dirigentes agrarios defendiendo a Rovira y a la concentración del poder renovador en los 75 municipios misioneros y hasta una “opositora” Silvia Rojas, llamando “compañero” al presidente cuasi-vitalicio de la Cámara –ejercerá por onceavo periodo consecutivo.

La sesión especial en la que se eligieron las autoridades legislativas no estuvo exenta de chicanas entre Cambiemos y el kirchnerismo misionero, con diputados como Martín Sereno (PAyS) y el “camporista” Lucas Cácerez acusando al gobierno nacional de represión y persecución política –por las detenciones de altos ex funcionarios K- y los oficialistas enrostrándoles la muerte del ex fiscal de la AMIA, Alberto Nisman o la desaparición en democracia de Julio López.

A su tiempo de tomar la palabra, el diputado radical Walter “Chiquitín” Molina, solicitó para sí mismo y sus compañeros del bloque de la UCR, que se les otorgue el derecho de abstenerse en la votación a presidente de la Cámara. “No venimos a presentar un voto negativo”, dijo Molina, dando a entender que para novotar en contra de Don Carlos, solicitaban abstenerse.

Su par, Gustavo González, relecto después de encabezar la peor elección del radicalismo en los últimos 10 años –fue candidato a gobernador en la debacle del 2015-, fue más duro y destacó “la importancia del derecho a disentir”, que según él “es tan importante como el derecho a la libertad del pensamiento”.

González dijo que los radicales siguen “muy preocupados por el funcionamiento de la Cámara” y pidió “jerarquizar al cuerpo” y de “darle mayor calidad legislativa”. “El respeto a la minoría se logra teniendo la predisposición a discutir los temas y propuestas de los bloques minoritarios, esto no ha pasado. También se logra con el cumplimiento del reglamento, el plan de labor de cada sesión se debe elaborar en forma conjunta con todos los bloques”, lanzó el abogado eldoradense.

“De las 13 comisiones, no hay una sola que esté presidida por un bloque opositor. Es la razón por la cual estamos solicitando el derecho de la abstención”, argumentó, aunque por sus duras palabras se esperaría que vote en contra de la presidencia de Rovira, como ya lo hiciera antes del 2015.

Y disparando dardos envenenados contra el “conductor de la Renovación”, González enfatizó la necesidad de “alternancia en el ejercicio del poder y en la periodicidad del mandato. En este recinto hace 10 años que el mismo diputado preside el cuerpo”, recordó González, que sin embargo, en lugar de votar coherentemente, en contra del mandamás, solicitó la abstención.

En la misma línea, la diputada del PRO, Alba Nilsson, también solicitó la autorización de abstenerse, y planteó que “el 22 de Octubre, más de 200 mil misioneros votaron una propuesta diferente. Esto no es un trámite administrativo o burocrático, la elección del presidente de la Cámara, tiene un gran valor simbólico”, sentenció.

Los planteos de los ocho diputados de Cambiemos que solicitaron individualmente, el derecho a abstenerse –que fue aprobado con 38 votos a favor-, no sólo fue duramente criticado por los diputados renovadores y del kirchnerismo misionero, sino que además, mostraron un disenso interno, porque los legisladores del PRO, Ratier Berrondo y López Vedoya, votaron a favor de Rovira y con “total convicción”, en algunos casos. Hablaron del respeto a las mayorías y sin sonrojarse, votaron al diputado provincial que preside la Cámara desde que fracasara en su intento de modificar la Constitución para perpetuarse como gobernador de Misiones, en aquel histórico referéndum del 2006.

Por el lado de los aliados tácitos de la Renovación, los diputados del PAyS, de Trabajo y Progreso (Víctor Kreimer) y del partido de los Camioneros (Silvia Rojas), justificaron invariablemente su voto a Rovira en el respeto de las mayorías y de la “voluntad” del electorado misionero. En el caso de Rojas, llegó a decir que elegía “al compañero Carlos Rovira”, subrayando un mote que se suele relacionar al peronismo.

Kreimer, a su tiempo, agradeció a su jefe político Claudio Wipplinger –que cumplió su mandato y vuelve al llano- y cuestionó la decisión de los ocho de Cambiemos. “Hay mensajes importantes que dar a la gente. Hay que buscar consensos mínimos que nos permitan trabajar mejor y juntos- Hay cuestiones que tenemos que respetar; hay que saber respetar la voluntad del pueblo que queda plasmada en la conformación del cuerpo. Tenemos que saber respetar la mayoría y vamos a acompañar el bloque que en esta cámara tiene la mayoría”, expresó Kreimer, adelantando que votaría a Rovira como presidente, como lo viene haciendo desde que es diputado. Pero además, les recordó a los Cambiemos disidentes que sus propios dirigentes acordaron votar por unanimidad al presidente en el Concejo Deliberante de Posadas –cargo que recayó esta vez en el losadista, Fernando Meza.

La abstención también generó críticas por el lado de la Renovación, donde todos los diputados, a su turno, ensalzaron la figura de Rovira en una muestra de marcada obsecuencia que deja en claro a quién deben la posibilidad de estar en la Cámara.

Pero es de resaltar la chicana de la diputada Roxana Arguello (ex dirigente de APAM), quien dijo que los 75 municipios son gobernados por la Renovación “porque nosotros no nos abstenemos, nos jugamos”. También la del converso Rafael Pereyra Pigerl, el expresidente de la CELO que construyó su figura política como opositor a la gestión de Ewaldo Rindfleisch y después de dio vuelta para abrazar al rovirismo. “El que gana gobierna y el que pierde acompaña”, lanzó el abogado constitucionalista, parafraseando a una figura del radicalismo como el propio Raúl Ricardo Alfonsín.

JMM.

Comentarios