Provinciales

Neis hizo su descargo tras ser procesado por corrupción

El intendente renovador de Puerto Rico, Federico Neis, publicó una carta pública para explicar lo ocurrido con los fondos nacionales que llegaron al municipio en el marco del programa de gestión integral de residuos sólidos urbanos. El juez federal Claudio Bonadío, lo procesó junto a otros 91 intendentes y ex intendentes, y tres ex jefes de gabinete del gobierno de Cristina Kirchner. Neis evitó preguntas en una conferencia de prensa.

Neis hizo su descargo tras ser procesado por corrupción

El intendente renovador de Puerto Rico, Federico Neis, publicó una carta pública para explicar lo ocurrido con los fondos nacionales que llegaron al municipio en el marco del programa de gestión integral de residuos sólidos urbanos. El juez federal Claudio Bonadío, lo procesó junto a otros 91 intendentes y ex intendentes, y tres ex jefes de gabinete del gobierno de Cristina Kirchner. Neis evitó preguntas en una conferencia de prensa.PUERTO RICO. Federico Neis, el intendente renovador procesado junto a otros 91 alcaldes y ex alcaldes de todo el país, por presunto fraude al estado nacional y malversación de fondos públicos con el programa de gestión integral de residuos sólidos urbanos (Girsu), brindó sus “explicaciones” en una carta abierta a la comunidad.

Cabe destacar que el alcalde prefirió no contestar preguntas en una conferencia de prensa, sino que optó por la carta pública y la difusión de fotografías con movimientos bancarios. La opción para el intendente sospechado de corrupción fue clara: evitar las repreguntas que se podrían dar en una conferencia.

En primer lugar, Neis comenzó su carta cuestionando a los medios de prensa que difundieron la noticia de su procesamiento en la causa federal que investiga el juez Claudio Bonadío –Neis es el único intendente misionero procesado en esta causa, hasta el momento.

“Lamento que muchos medios que son formadores de opinión y por tanto deben ser responsables al transmitir noticias, se hagan eco de información que no tiene sustento, titulando tendenciosamente, sin siquiera consultar a las fuentes. Agradezco a todos los que de alguna manera u otra han estado presentes en estos días, aunque más no sea para saber cómo fueron las cosas en realidad”, sostuvo Neis en su carta de descargo.

Curiosamente, la consulta a las fuentes que reclama Neis, implicaría que le pregunten sobre el manejo de los fondos del programa Girsu. Pero el alcalde ni siquiera respondió pedidos de informes que le hicieron concejales de la oposición en su propio municipio. De hecho, Neis evitó hablar con la prensa, una vez conocido el escándalo suscitado por el procesamiento de un intendente renovador, en una causa por corrupción con recursos federales.“Durante todos los años de gobierno, hice las cosas de la mejor manera posible. Con responsabilidad, honestidad y respeto a la comunidad que me eligió para este cargo, abierto al diálogo con todos los vecinos. Estoy seguro y tranquilo de que esto en corto tiempo, estará aclarado”, vaticinó Neis, que deberá demostrar un manejo transparente de los recursos del programa Girsu, ante el juez Bonadío.

“En el año 2013, el municipio de Puerto Rico firmó un convenio marco de colaboración entre la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable y la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, donde se otorgaban al municipio en forma de ANRs un total de $2.783.936,20 (Pesos Dos Millones Setecientos Ochenta y Tres Mil Novecientos Treinta y Seis con 20/100) para la construcción de una planta de tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Los mismos fueron depositados en una Cuenta Corriente Especial. Dicho dinero no se puede colocar a plazo fijo”, comenzó explicando Neis.

“Debido a la necesidad del municipio por resolver la problemática de la gestión de residuos y de poder concretar el proyecto, y considerando las dificultades que implicaban la construcción de una planta de clasificación y reciclado en el predio destinado a tal fin, se tomó la postura de proponer un nuevo proyecto que pudiera dar solución a ambas cuestiones. Es por esto que se contrató a dos especialistas en la materia para elaborar un proyecto de gestión integral de residuos que pudiera ajustarse al presupuesto adjudicado al proyecto original, pero que considerara el trabajo con la comunidad en la concientización de la clasificación en origen, como etapa previa a la construcción de una planta de clasificación y tratamiento”, precisó el alcalde, sin brindar demasiadas precisiones sobre el proceso de selección de los profesionales aludidos, a quienes no identificó.

Como sea, las explicaciones de Neis dejan en claro que en virtud de sus manejos, es entendible que la justicia federal sospecha de una presunta malversación de fondos. Es más, esta explicación parcial brindada a través de una carta pública, llega sólo después de que explote el escándalo nacional de los 92 intendentes y ex intendentes procesados en la causa Girsu. Si a Neis le interesara forjar una imagen de gestión transparente, habría contestado a los pedidos de informes del Concejo Deliberante local.“Luego de varios vaivenes en cuanto a la necesidad de conseguir un terreno adecuado para el emplazamiento del proyecto, el municipio logró adquirir un predio de 4 has ubicado a pocos kilómetros del predio original, el cual debido a su topografía no se consideró apto para su uso. Dicha situación, generó inquietud en un grupo de vecinos que residen en los alrededores del nuevo predio adquirido, lo que llevó a que éstos presentaran notas formales donde expresaban su malestar por la idea de emplazar una planta de reciclaje de residuos cercano a sus viviendas”, comentó.

“Tras algunas reuniones, formales e informales con los Concejales e integrantes del Poder Ejecutivo de la ciudad, los vecinos se manifestaron en contra del proyecto por considerarlo obsoleto y falto de análisis desde el punto de vista ambiental. Esta situación, llevó a que la ejecución del proyecto deba postergarse hasta en tanto pueda darse una solución al reclamo de los vecinos. Para ello, a fines del año 2016 se inició un Estudio de Impacto Ambiental relacionado al proyecto, para evaluar el impacto potencial que tendría el mismo en la zona y en la comunidad”, prosiguió Neis, que termina admitiendo que a tres años de la aprobación del proyecto, aún no se había cumplido con los objetivos fijados.

“Del total presupuestado, existen dos ítems que fueron ejecutados, los cuales son: una pala frontal y una extrusora de plásticos. Estos equipos se adquirieron por un valor de $471.000,00 (pesos cuatrocientos setenta y un mil con 20/100). Los fondos restantes, menos el costo del mantenimiento de la cuenta $1308,72 (pesos mil trescientos ocho con setenta y dos/100), se encuentran en la cuenta donde fueron depositados, quedando al día de hoy un total de $2.311.627, 48 (pesos dos millones trescientos once mil seiscientos veintisiete con 48/100)”, aseguró el intendente.

Leé también:

Procesamiento de Neis: investigan el destino de $3 millones
El intendente Federico Neis, procesado por corrupción

jmm.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales