General

Stealthing, el abuso sexual encubierto

cargando anuncio

Se trata de una forma de agresión sexual que existió siempre, pero ahora tiene nombre, se llama Stealthing y consiste en quitarse el preservativo sin consentimiento de la pareja. La investigación de una experta en estudios de género, revela esta peligrosa práctica que pone en riesgo la salud sexual de las mujeres.

Stealthing, el abuso sexual encubierto

Se trata de una forma de agresión sexual que existió siempre, pero ahora tiene nombre, se llama Stealthing y consiste en quitarse el preservativo sin consentimiento de la pareja. La investigación de una experta en estudios de género, revela esta peligrosa práctica que pone en riesgo la salud sexual de las mujeres y aumenta la posibilidad de un embarazo no deseado.El stealthing está considerado un abuso sexual. ¿En qué consiste? En algo tan violento como que el varón se quite el preservativo en mitad del acto sexual sin preguntarle a su pareja.

Como es lógico, esta práctica conlleva un gran riesgo no solo de embarazos no deseados, sino también de contagio de enfermedades de transmisión sexual.

La denominación de este acto vino de la mano de la investigadora Alexandra Brodsky, que publicó un artículo sobre ello en Columbia Journal of Gender and Law. El término deriva de la palabra inglesa ‘sealth’ (discreción). Se trata, por lo tanto, de que el hombre se quite el condón de forma «discreta» sin que la mujer se entere de que lo está haciendo.

Se trata de una acción que evidentemente viola el poder de decisión de las mujeres. Una especie de violación encubierta que, aunque no fuerce físicamente a la mujer, sí que es un engaño y no tiene en cuenta el consentimiento en un momento clave como éste. En este sentido, Brodsky muestra su preocupación puesto que al no cumplir los «patrones» de una violación, es difícil que las víctimas detecten que se trata de un abuso y lo denuncien.

Brodsky explica que desde 2013 tenía ganas de estudiar el fenómeno, ya que se dio cuenta de que muchas amigas suyas habían sido violadas de esa forma. Con este estudio, trata de «luchar contra las formas de abuso que no están consideradas como parte del repertorio de violencia sexista, pero que están arraigadas en la misma misoginia y falta de respeto».

¿Existen casos de condenas por stealthing?

Sí. En enero de 2017, en Suiza, un hombre de 47 años fue condenado por violación porque se quitó el preservativo mientras practicaba sexo con una mujer que conoció en Tinder.

Según la agencia de noticias RTS, un tribunal penal del país dictaminó que, si se había previsto el sexo con preservativo y luego este no llegaba a usarse, se trataba de abuso sexual. El hombre quedó en libertad condicional durante un período de 12 meses.

vb

Comentarios