Nacionales

“Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”

cargando anuncio

Con estas desgarradoras palabras una niña de 11 años pide que le practiquen un aborto legal en Tucumán, tras haber sido violada por Eliseo Víctor Amaya (65), la pareja de su abuela. Sin embargo, las autoridades de salud de Tucumán insisten en que la pequeña siga adelante con la gestación y la mantienen internada por “autolesiones”.

“Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”

Con estas desgarradoras palabras una niña de 11 años pide que le practiquen un aborto legal en Tucumán, tras haber sido violada por Eliseo Víctor Amaya (65), la pareja de su abuela. Sin embargo, las autoridades de salud de Tucumán insisten en que la pequeña siga adelante con la gestación y la mantienen internada por “autolesiones”.TUCUMÁN. Una niña embarazada de 11 años que fue violada por la pareja de su abuela en Tucumán pidió que le practiquen un aborto legal. Pero las autoridades de salud de esa provincia insisten en obligarla a seguir adelante con la gestación, violando los derechos más elementales de la niña.

“Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”, suplicó la víctima en declaraciones a medios de prensa nacionales. Según sus palabras, desde hace años que vive un infierno junto a sus hermanas. La niña aseguró que, en diferentes momentos, las tres hermanas han sido víctimas de abusos sexuales. Y agregó que han sido múltiples, los agresores sexuales.

Según publica un medio nacional, la niña se fue a vivir con su abuela al descubrirse que el novio de su madre, había violado a sus dos hermanas mayores. Pero residiendo con su abuela, fue víctima de Eliseo Víctor Amaya (65), quien aprovechó un momento en que quedó solo con la pequeña, para violarla.

Fue la madre de la víctima la que radicó la denuncia correspondiente contra Amaya. De acuerdo con la denuncia de la mujer, la nena por disposición del Juzgado de Familia hace seis años está al cuidado y vive con su abuela materna. Según contó, la violación se produjo hace unos cuatro meses.

La familia de la chica se enteró del embarazo el pasado 23 de enero cuando se lo detectaron en un Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS). Desde entonces todo empeoró y una semana después, ingresó al Hospital del Este Eva Perón por intento de suicidio, según informó Página 12.En paralelo al pedido de la pequeña de que se le interrumpa el embarazo, fuentes policiales revelaron que una médica que trabaja en Tribunales en el cuerpo forense constató que hay “alto riesgo obstétrico”, lo que es previsible, porque el cuerpo de una niña de 11 años, no está lo suficientemente desarrollado como para una gestación.

Sin embargo, las autoridades sanitarias tucumanas, con un evidente sesgo patriarcal-clerical, pretenden que la niña continúe con el embarazo. En caso de dar a luz la víctima, el delincuente Amaya se convertirá en padre producto de una violación.

El caso de esta menor guarda un paralelismo con otros que se han hecho públicos en las últimas semanas, como el de la niña de 12 años que fue violada por un vecino de 60 en Jujuy. A la pequeña le negaron el aborto y fue sometida a una cesárea. La beba nació viva con un peso de 703 gramos, pero murió al cuarto día.

Pero también, el caso de Tucumán, remite al de Eldorado, donde una niña de 12 años resultó embarazada por un sujeto de 28 que la violó, con una presunta complicidad de la madre de la víctima. En el caso misionero, a la niña que está embarazada de gemelos, no se le practicó el aborto legal y en estos momentos se encuentra internada en el Hospital Materno Neonatal.

Leé también:

Niña embarazada de gemelos en Eldorado: “No pudo elegir con libertad”
Piden sanciones a Halac por el caso de niña embarazada
Niña violada y embarazada, continuará con la gestación

TN/Página 12/jmm.

Comentarios