Cultura y Espectáculos

El look de Juliana Awada en EEUU generó polémica entre los modistos

cargando anuncio

Durante su visita a la Casa Blanca, la primera dama lució un vestido de Ginebra Privé -colección Tinelli-Pigretti- casi idéntico a un modelo de Carolina Herrera que había elegido la reina Letizia hace un año. Se reabre el debate: ¿cuál es el límite de la inspiración en un tiempo de moda global? Benito, Lage, Medina Flores, Maureene Dinar y Matilda Blanco dieron su opinión.

El look de Juliana Awada en EEUU generó polémica entre los modistos

Durante su visita a la Casa Blanca, la primera dama lució un vestido de Ginebra Privé -colección Tinelli-Pigretti- casi idéntico a un modelo de Carolina Herrera que había elegido la reina Letizia hace un año. Se reabre el debate: ¿cuál es el límite de la inspiración en un tiempo de moda global? Benito, Lage, Medina Flores, Maureene Dinar y Matilda Blanco dieron su opinión.¿Es posible que una primera dama en un encuentro bilateral de envergadura Argentina-Estados Unidos pueda haber llevado un vestido imitación de otro que ya lució la reina consorte de España?

Sí. Pero a la vez se trata de una respuesta que contiene múltiples aristas para el mundo de la moda actual.

La fuerza de la imagen vuelve todo contundente:  la foto de ayer jueves 27 de abril, muestra a Juliana Awada en compañía de su esposo Mauricio Macri, en la visita oficial a la Casa Blanca junto con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su mujer Melania. En línea con su estilo casual chic, la primera dama argentina sorprendió con un equipo en tono rojo “republicano” de la firma nacional Ginebra Privé, cuyas dueñas son Micaela Tinelli -hija de Marcelo- y Romina Pigretti. El diseño fue realizado a medida, compuesto por una casaca de cuello mao, con corte péplum y falda tubo de crêpe de seda.

Por definición, según sus creadoras, Ginebra es una marca que pretende alcanzar el último grito de la moda internacional adaptada al gusto de las argentinas. Y el segmento Privé, se trata de piezas de la colección, diseñadas a medida y exclusivas. Y así se concibió el vestido de Juliana.Pero el debate se agitó porque el vestido que llevaba Awada era casi idéntico a uno que ya había lucido la reina Letizia de España en un acto oficial, en el Palacio de Zarzuela, el 22 de abril del 2016. La prenda que vistió la reina había sido creada por Carolina Herrera.

Pero antes de entrar en el oloroso mar de las copias e imitaciones hay que saber que hoy las tendencias de la moda de inspiración global traspasan a las marcas . Lo que es llamativo es que en un país con un alto nivel de diseñadores autenticos y un efervescente maercado creativo la marca y la primera dama hayan elegidoun vestido opinable y con poca identidad  de autor.La responsable de comunicación de la marca Ginebra explicó a Infobae: “El conjunto de Juliana es estilo Péplum , que es un estilo súper clásico, que entra a la moda en los años ´20 de la mano de la revista Vogue. Desde allí, lo han replicado cada uno con su sello y adaptado a su propio estilo marcas como Chanel, Dior, Ralph Lauren, Carolina Herrera y muchos más. Lo han usado reinas y princesas como Lady Di, Jackie Kennedy, Máxima de Holanda, Kate Middleton y hasta figuras del jet set internacional”.

Las siluetas de las mujeres más influyentes del mundo, sin duda, se adaptan a la moda y recuperan los estilos clásicos acordes a los nuevos tiempos. Allí la clave de la polémica para determinar si se trata de una copia, de la reinterpretación de un clásico o de una imitación de autor.El diseñador argentino Benito Fernández aseguró en diálogo con Infobae que las piezas únicas siguen existiendo, pero que es cada vez más complicado debido a la globalización.

“Con la globalización, las redes y la inmediatez es más difícil. Todo se va mezclando, las modas son más rápidas, todo se va emparejando, pero sí hay piezas únicas. Cuando diseño para Máxima, son piezas únicas. Podrán gustar o no, ser mejores o peores, pero todavía existen las piezas únicas”, declaró.El referente internacional de la moda argentina Gabriel Lage fue el autor del vestido en tono rosa visón confeccionado a mano que lució Juliana Awada hace un mes en el fastuoso banquete del Salón del Trono en el Palacio Real de Madrid, oficiado por el rey Felipe y Letizia. En diálogo con Infobae, afirmó: “No me parece que es copia. Es una línea que todo el mundo hizo. El péplum y ese corte de vestido es un clásico. En este caso dio la casualidad que se lo pusieron en el mismo color. Es lo que se usa, es moda y está en todos lados. No creo que ningún diseñador nunca haya hecho este tipo de modelo. Sigo creyendo que Juliana Awada es una mujer estupenda, que está bárbaro y que lo más importante es que está llevando la moda argentina al mundo. Sin ir más lejos, yo hace seis o siete años hice un mismo diseño en brocato pero strapless”.Según la diseñadora  Maureene Dinar, tenemos un país repleto de buen diseño y grandes recursos humanos, por que queda claro que cada vez que la primera dama luce un diseño de autor por el mundo es una embajadora de nuestro país. Es dificil hablar de copia, este es un mundo global donde la creatividad también es global”.

Por su parte, el asesor de moda Fabián Medina Flores aclaró que “en la moda, en general, casi no existen los originales. El vestido también es muy parecido al de Alexander McQueen que usó la princesa Kate. Entonces, en la moda, encontrar un original es casi es un milagro. Lo que pasa es que, siendo tan cerca eso lo hace más grave para el cotilleo de la moda. Pero hacerlo así, tan desprolijamente, y que se esté hablando como un papelón es una pena porque es una mujer muy elegante, venía haciendo bien las cosas y la verdad que lo manejaron mal”.

La asesora de moda Matilda Blanco explicó a Infobae que esto no es nada nuevo. “Lo hizo Dior, Monique Lhuillier, Ralph Lauren, Missoni, Erden, Marchesa, Derek Lam, Zac Posen, Jazmín Chebar y Ginebra. Las tendencias atraviesan todas las marcas”.

De esta manera, Lage está seguro de que sí, en la moda hay piezas únicas, que se puede seguir creando, aunque eso no implica que no haya inspiración, presente en todas las ramas del arte. “Yo creo que hay mucho para crear y que se puede siempre crear. También hay que diferenciar con las piezas de prêt-à-porter, donde hay una línea más tirana en lo que es moda, que lamentablemente hay que seguirla. Pero en la alta costura, cada diseñador debe poder tener su criterio”.

Fuente INFOBAE

JK

Comentarios