Nacionales

Prefectura bajó del colectivo a una familia y los dejó arriba del Puente Pueyrredón

Fue este viernes durante los primeros minutos de las nuevas restricciones. El episodio quedó registrado por las cámaras de televisión.

Prefectura bajó del colectivo a una familia y los dejó arriba del Puente Pueyrredón

La Prefectura Naval Argentina fue una de las cuatro fuerzas federales que salió a custodiar fuertemente los accesos a la Ciudad de Buenos Aires minutos después de las 20 del viernes, cuando entraron en vigencia las restricciones nocturnas impuestas por el gobierno de Alberto Fernández.

El retén principal se ubicó sobre el Puente Pueyrredón, donde los agentes bajaron del colectivo a una familia con un menor de edad y los dejaron a la intemperie sin indicaciones claras de cómo volver a su casa.

El episodio quedó registrado por las cámaras de televisión, que registraban el operativo de los prefectos sobre uno de los puntos clave del tránsito metropolitano. 

Dos mujeres, un hombre y un niño caminaban por arriba del puente cuando se toparon con un periodista y le contaron que los agentes los habían bajado del colectivo al no ser personal esencial. “Venimos del hospital y no teníamos forma de llegar a casa”, contó la mujer.

La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, conoció la situación a través de la televisión y llamó al retén para pedir que suspendan esos controles. “Lo que se solicita es el Certificado Único de Circulación (CUC) y en un caso como ese corresponde hacer un llamado de atención y dejarlos seguir”, explicó la funcionaria, que recorrió los operativos. “La gente que esté volviendo de trabajar no va a tener ningún problema”, reiteró.

Con respecto a las nuevas restricciones, la ministra recordó: “De ocho de la noche a seis de la mañana solo pueden circular quienes son trabajadores esenciales, y a eso lo define la tramitación del Certificado Único de Circulación tanto para quienes viajan en transporte público como para los que viajan en vehículos particulares. Aunque también pueden viajar aquellos que tengan una emergencia o estén retornando del trabajo y necesiten un tiempo más para llegar a su casa”.

Sin embargo, a poco de comenzar las flamantes medidas todavía se observaba un colapso de tránsito en la autopista Panamericana en la mano que va hacia el norte del conurbano bonaerense. A su vez, en Plaza Once las dársenas de las paradas de colectivos estaban desiertas. Mientras que en la estación de trenes de Constitución se veía poca gente tratando de abordar las formaciones que se dirigen hacia el sur del Gran Buenos Aires.

Comentarios