Política

La provincia ofrece $1 millón por la captura de Thomas

cargando anuncio

Presionado por la explosiva situación con Oscar Thomas, prófugo de la justicia en la causa de los cuadernos de las coimas, desde hace 30 días, el Ministro de Gobierno Marcelo Pérez firmó un decreto ofreciendo la cifra mencionada para quienes colaboren con la captura de prófugos de la justicia provincial o federal.

La provincia ofrece $1 millón por la captura de Thomas

Presionado por la explosiva situación con Oscar Thomas, prófugo de la justicia en la causa de los cuadernos de las coimas, desde hace 30 días, el Ministro de Gobierno Marcelo Pérez firmó un decreto ofreciendo la cifra mencionada para quienes colaboren con la captura de prófugos de la justicia provincial o federal. Sugestivamente, no se menciona al prófugo misionero, más buscado del país.POSADAS. Presionado por la explosiva situación con Oscar Thomas, prófugo de la justicia en la causa de los cuadernos de las coimas, desde hace 30 días, el Ministro de Gobierno Marcelo Pérez firmó un decreto ofreciendo el doble de lo que ofrece el Ministerio de Seguridad de la Nación ($500.000) por datos que ayuden a capturar al ex Director Ejecutivo de la EBY, pese a que el decreto no menciona al ex funcionario rovirista, sino que habla en términos genéricos, de cualquier prófugo de la justicia provincial o federal.

Desde luego, la iniciativa implica un claro mensaje del presidente de la Cámara, Carlos Rovira, quien introdujo a Thomas en la vida política y logró colocarlo en Yaycretá, gracias a un acuerdo con Néstor Kirchner en 2003. Ahora, Rovira intenta despegarse de Thomas, al avalar que Pérez firme este decreto para capturar prófugos con una sugestiva omisión de nombres.

El decreto 263/18, firmado por el Ministro de Gobierno Marcelo Pérez, este 30 de Agosto, prevé que “a fin de facilitar la tarea” relacionada al orden, prevención seguridad pública y cumplimiento de las decisiones del poder judicial”, se ofrezca “como recompensa, dentro del territorio de la provincia, la suma de $1.000.000, destinada a los ciudadanos misioneros que, sin haber intervenido en el hecho delictual, brinden datos útiles a fin de lograr la aprehensión de quienes se encuentren prófugos y que tengan pedido de captura solicitado por la Justicia Provincial o Federal”.

También se menciona otros casos en los que se pagará la recompensa a cambio de información “para obtener la libertad de la víctima, preservar su integridad física, o para el esclarecimiento de delitos con investigación judicial como ser: tráfico de personas, tráficos de estupefacientes, privación ilegítima de la libertad, sustracción de menores, robo a entidades bancarias o todos aquellos delitos que por su gravedad o complejidad, justifiquen la recompensa”.

Nótese que en este punto, el decreto se torna ambiguo y deja librado al Estado misionero, definir cuándo corresponde o está justificada la recompensa, en función de términos amplios como “la gravedad o complejidad” del delito.

Pero lo central parece ser el dato político. Siendo Oscar Thomas, el prófugo misionero más buscado del país, la recompensa encuadra perfectamente en su caso. Es un prófugo de la justicia federal, con pedido de captura nacional e internacional.

¿Rovira le soltó la mano a Thomas?

Se especulaba que Pérez tendría que hacer algo para mostrar gestión y despejar las sospechas que indican que al gobierno misionero, no le importa demasiado que Thomas sea capturado y comparezca ante la justicia. En todo caso, Pérez es el principal responsable político por el evadido en la causa de los cuadernos de las coimas.

Sin embargo, dada la inevitable cercanía política y hasta personal entre Oscar Thomas y Carlos Rovira, el decreto omite puntillosamente mencionar nombres. Desde luego, Pérez jamás firmaría un decreto de esta naturaleza, sin contar con el aval político del conductor de la Renovación y presidente de la Cámara de Representantes.

Con ello, Rovira intenta mostrar que no está protegiendo a su otrora protegido y mano derecha, Oscar Thomas, que recordemos ocupó cargos clave en la gestión en la intendencia de Posadas –entre 1996 y 1999-, y en la gobernación misionera –entre 1999 y 2003-. De hecho, como es de público conocimiento, Thomas llegó a la EBY gracias a un acuerdo político entre Rovira y Néstor Kirchner.

jmm.

Comentarios