Política

Reflujo Renovador: el oficialismo pone a funcionarios de escasa o cuestionada gestión en la lista a diputados

En varios casos, el llamado “refresh” del partido que gobierna la provincia desde 2003, se traduce en la inclusión de funcionarios con una imagen pobre o incluso, con denuncias penales, como candidatos a diputados provinciales.

Reflujo Renovador: el oficialismo pone a funcionarios de escasa o cuestionada gestión en la lista a diputados

POSADAS. Como hace años ocurre en el Frente Renovador de la Concordia, la lista a diputados provinciales surgió del “consenso” y este año, muchos de los elegidos para pelear por bancas en la Legislatura, son funcionarios de segundas y terceras líneas, de escasa, nula o muy cuestionada gestión. También hay un ministro en la lista –Mario Vialey-, que no se destacó en lo que lleva ejerciendo el cargo.

Un sucinto análisis muestra esta lógica de reubicar como diputados, a funcionarios provinciales de una pobrísima imagen.

Tales son los casos de Suzel Vaider, Norma Sawicz, Karen Fiege o Pablo Knutson, por nombrar algunos de estos ignotos funcionarios que tienen serias posibilidades de llegar a la Cámara de Representantes. Y una vez allí, cumplir el rol que suelen asumir los diputados renovadores: garantizar la mayoría automática del oficialismo.

Suzel Vaider, del cargo de la EBY que no fue, a la Cámara

Vaider, presidente ejecutiva de ADEMI (Agencia para el Desarrollo Económico de Misiones), una entidad que “gestiona el acceso a las fuentes de conocimiento, innovación, y financiamiento”, junto a “todas herramientas que permiten llevar las iniciativas personales o empresarias a proyectos concretos y sustentables en el tiempo”, no parece mostrar una gestión importante en una provincia donde el casi el 60% de la población depende del Estado como fuente laboral.

Tuvo cierta visibilidad al ser Vaider, uno de los nombres mencionados para presidir la Entidad Binacional de Yacyretá. Ahora, tras el fracaso en las gestiones para que asuma en la estratégica entidad, Vaider fue premiada con el sexto lugar en la lista a diputados provinciales.

Sawicz, la inamovible “especialista” en Trata de Personas

El caso de Norma Sawicz (8ª en la lista a diputados provinciales), posiblemente es emblemático: ejerce como Subsecretaría de Igualdad de Oportunidades en el Ministerio de Derechos Humanos desde la administración del ex ministro Edmundo Soria Vieta, un ex radical devenido renovador que ejerció al frente de ese organismo desde 2007 a 2015.

La clossista Sawicz, es la subsecretaria encargada de la problemática de la trata de personas. Y se mantuvo en el cargo incluso en las gestiones de la ex ministra Lilian “Tiki” Marchesini (2015-2019, ahora “jubilada”) y de Graciela “Chela” Leyes. Los números de la gestión de Sawicz en el área de Trata de Personas son un verdadero misterio. Para ilustrar su “gestión” basta un ejemplo. Tardó casi 3 años en ponerse en contacto con familiares de Candela Correas de Melo, la joven que tenía 15 años cuando desapareció en San Vicente. Hoy, esta posible víctima de Trata de Personas sigue desaparecida. Y Sawicz jamás habla del caso.

Fiege, una subsecretaria fantasma

Para el final quedan Karen Fiege (10ª en la lista) y Pablo Knutson (13º en la lista). La joven periodista fue encargada de prensa de la Gobernación y desde hace años se destaca por la adulación a cuanta medida tome el gobernador de turno. Y más aún, el “eterno” Presidente de la Cámara. El año pasado, la nombraron Subsecretaria de Cambio Climático en un ministerio que preside Patricio Lombardi.

La gestión de ese ministerio cuyos recursos humanos y materiales son totalmente desconocidos, pasó totalmente inadvertida. Por supuesto, Fiege –como Lombardi- jamás hablan públicamente de los problemas del desmonte ilegal o de las mega-represas, dos factores que insiden en el Cambio Climático. En rigor, sus tareas se superponen a las del Ministerio de Ecología y pocos saben a qué se dedicaron Fiege y Lombardi en el tiempo que llevan de gestión.

Knutson y la causa por las muertes en el Acaragua

En cuanto a Knutson, hace años que se desempeña como funcionario de la Dirección Provincial de Vialidad. Más allá de una valoración sobre su gestión, hay que recordar que está procesado junto a su ex jefe Julio César Duarte por la llamada Tragedia de Acaragua. Ambos estarían siendo investigados por “estrago doloso” al ser los responsables del mantenimiento del puente sobre el arroyo Acaragua en la ruta provincial 103, en la zona de 25 de Mayo, el cual se derrumbó el 14 de Abril del 2014.

Allí murieron tres personas, joven Agustín Marchiotti (15 años), de Ema Veiga (72 años) y de una beba de cinco meses, Antonela Lisboa, bisnieta de Veiga, derivó en la salida de Duarte de la DPV. A siete años del caso del micro que cayó al arroyo al derrumbarse el viaducto que hacía 50 años que no tenía refacciones, Duarte y Knutson todavía no fueron a juicio.

Ahora, de conseguir una banca, Knutson tendría fueros parlamentarios. Aunque probablemente no los necesite. Es que la Justicia misionera no avanza con esa causa.  

Comentarios