Provinciales

Repudian intentos de dilatar negociaciones y dividir a docentes en lucha

Atiano Masoeves, docente de ATE y partícipe de una multitudinaria asamblea en San Vicente hoy, cuestionó al gobierno renovador por anunciar una mesa de negociación, comunicándose en secreto con algunos sindicalistas. “Son ratas que hacen lobbys para dividir a docentes”, bramó.

Repudian intentos de dilatar negociaciones y dividir a docentes en lucha

SAN VICENTE. Más de 1000 docentes ya se encuentran sobre la ruta nacional 14 a la altura de San Vicente, donde se lleva a cabo una masiva asamblea para definir cómo continúa el plan de lucha del sector, que reclama una recomposición salarial por encima de las pobres sumas acordadas por UDPM, los sindicatos “amigos del poder” y el gobierno renovador –un salario inicial de $23.000 con un básico de $7.077.

En medio de una convocatoria informal del gobierno, por medio del futuro presidente del CGE, Alberto “Colita” Galarza, docentes ya salieron a repudiar lo que consideran intentos de dividir al sector movilizado. Atiano Masoneves, docente afiliado a ATE, cargó contra lo que consideran un intento de dividir la lucha, aplacar los ánimos y dilatar las negociaciones, a través de acuerdos subterráneos con algunas organizaciones y dirigentes movilizados.

Cuestionamientos a un intento de dilatar la negociación

Atiano Masoneves, docente afiliado a ATE, cargó contra lo que consideran un intento de dividir la lucha, aplacar los ánimos y dilatar las negociaciones, a través de acuerdos subterráneos con algunas organizaciones y dirigentes movilizados. Según el dirigente, hubo “negación e intencionalidad de tratar de esconder lo que pasa con los docentes”, pero se logró un cambio en la actitud del gobierno. “Sigue llegando gente y hay más de 1.000 docentes. Siguen llegando al lugar”, comentó Masoneves sobre la asamblea sobre la rotonda de Acceso Sur a San Vicente.

“Ayer, los operadores y lobistas de la Renovación, cayó. Hubo comunicados y diálogos poco claros, y mensajes distorsionados. Los que conocemos a los interlocutores, sabemos que esto no beneficia a nadie. La respuesta del colega es venir con más contundencia a la ruta y a las asambleas”, remarcó Masoneves. “En esta lucha estamos todos, está Udnam, ATE, el MPL, autoconvocados y Tribuna Docente, que es una agrupación interna de UDPM. No se trata de un gremio diciendo me llamaron a mí”, puntualizó Masoneves.

La mesa de diálogo no es suficiente

En esta línea, el docente afiliado a ATE consideró que “esta mesa de diálogo convocada (por el gobierno provincial para el 18 de Marzo), para mí, no es suficiente. Esto es para dilatar, estirar los tiempos y apagar el incendio en la provincia. Logramos instalar el conflicto, que se comuniquen con nosotros y que reconozcan el conflicto. Queremos que se discuta la propuesta consensuada (en asamblea) la semana pasada. Pedimos un básico $12.800, la eliminación del código 899, y queremos decir no a los aumentos en negro. Más básico, menos adicionales y no a los aumentos en negro”, subrayó el dirigente.

Consultado al respecto, Atiano recordó que “en años anteriores había paros y directivos que no informaban”, porque “hay un sistema diseñado desde la renovación, con los punteros de la camisa celeste (de la agrupación renovadora Adomis, que controla UDPM), que ponían una barrera. Hoy el guardapolvo está en las rutas. Todos los salarios dependen del cargo testigo”, enfatizó Masoneves, pidiendo que se modifique la ley provincial de puntos índices, por ser “distorsiva” y “beneficiar a la secundaria y a los terciarios”.

Reclamo de modificación de los puntos índice

“Nuestro problema se va a empezar a solucionar cuando la cámara de diputados se siente a elaborar una nueva grilla de puntos índice”, opinó el docente, al tiempo que añadió que los docentes que tienen hasta 10 años de antigüedad cobran 23 mil pesos, “en cómodas cuotas, porque cobra a los dos meses la Garantía Salarial y recién a los seis meses, el FONID”.

Sobre el final de la entrevista, Atiano fue consultado sobre si temen que el gobierno renovador, con la convocatoria a la mesa de diálogo, esté buscando dividir al sector, por medio de negociaciones separadas con algunos dirigentes y organizaciones. “Hace muchos años que no tenemos miedo (de eso). En San Vicente no hay miedo desde 2010, desde la Carpa Docente. Pero sí preocupación, por ratas y comadrejas que tratan de dividir a la organización docente. Contra eso, nuestra respuesta es la masividad de la asamblea provincial”, sentenció Masoneves, agregando que no hay una organización sindical que se pueda considerar representativa de todo el sector en lucha.

Comentarios